thumbnail Hola,

Los goles del Sevilla 1-0 Osasuna

Te presentamos el resumen en vídeo del partido, con los mejores momentos del encuentro

El Sevilla ha recibido de los Reyes Magos un auténtico balón de oxígeno. Un postrero gol de Spahic ha salvado un partido complicadísimo y el puesto en el banquillo de Míchel. Osasuna mereció mejor premio a su gran primer tiempo. 

Ni Míchel ni Mendilibar sorprendieron demasiado con sus alineaciones. Lo más destacable en el Sevilla fue la continuidad en el once de Kondogbia y Reyes, quiénes precisamente fueron dos de los mejores hombres del encuentro. En los rojillos, la gran novedad fue la inclusión de Rubén en lugar del sancionado Arribas y la del canterano Oier en lugar de Timor.

Los blanquirojos carecieron de intensidad y fuerza durante la primera parte en las que se escucharon algunos silbidos contra el equipo y el presidente José María Del Nido. Con los rojillos perdonando la vida a los hispalenses se llegaba al descanso. Míchel debía buscar un cambio radical y Mendilibar tendría que pedir paciencia a sus hombres para que siguieran buscando el ansiado gol de la victoria.

El segundo acto fue un auténtico acoso nervionense sobre la portería de Andrés Fernández, José Antonio Reyes y Jesús Navas, al igual que haría después Perotti, generaban un sinfín de ocasiones internándose por su respectivas bandas aunque sin encontrar un rematador acertado. Los visitantes se defendían como podían y el guardameta sacó hasta cuatro balones claros.

El conjunto navarro solo podía esperar una contra en la que cogiera desprevenido a la zaga local.
Los andaluces, ya totalmente volcados, encontraron su premio a solo siete minutos del final, cuando Spahic, previa asistencia de Reyes que estaba en posición dudosa,  aprovechó un barullo en el área para adelantar a los suyos, y llevar el delirio a las hoy  semivacías gradas del Sánchez Pizjuán.

Artículos relacionados