thumbnail Hola,

Ninguno de los dos equipos logró perforar la portería rival y finalmente se repartieron los puntos

Osasuna y Málaga se veían las caras en el Reyno de Navarra en un encuentro plagado de contrastes. Osasuna, en zona de descenso y con la necesidad imperiosa de sacar los tres puntos. Málaga, con el saborcillo de estar clasificado en Champions y notando el cansancio en sus piernas.

La mejor ocasión del encuentro llegaría, una vez más, de la cabeza de Kike Sola, el mejor de su equipo. En un centro desde la derecha, Sola remata franco delante de Caballero, que ataja el balón en dos tiempos sacando una mano maravillosa.

El Málaga solo tenía a Joaquín como hombre más inspirado, internándose una y otra vez por banda y buscando la portería de Andrés Fernández. Isco, el hombre más en forma del equipo, dio muestras de fatiga y completó un partido gris, aunque el chaval lo intentó una y otra vez.

Al final, empate sin goles que deja en la misma situación a Osasuna, y al Málaga le vale para acostarse en puestos Champions con 19 puntos en el casillero.

Artículos relacionados