thumbnail Hola,

El equipo rojiblanco vence en el derbi madrileño y se lleva tres puntos importantísimos para seguir luchando por la Liga

Recuperar el gen, volver a la senda, cambiar la tendencia y demostrar que las dos derrotas anteriores no fueron más que despistes. Erró el aficionado atlético que pensó eso de “hasta aquí hemos llegado” tras las derrotas ante Valencia y Coimbra, porque las heridas de guerra se han sacrificado y el segundo puesto del Atlético sigue intacto.

El Atlético no es lo que era y este año, por mucho que desde lo más alto todavía sean incrédulos, el Calderón estará luchando con ellos este año.
Se rehízo o, al menos lo intentó, el equipo del sur de Madrid ya avanzada la segunda parte. Murmullo en el Calderón y ocasiones con Diego Castro, Pedro León y Abdel como protagonistas. Pero más intenciones que realidades. Apenas sin opción aunque lo suficiente, como apuntamos, para causar murmullo en la grada. Ni mucho menos fue el causante un lanzamiento altísimo de Miguel Torres que fue el comienzo de un periodo de partido más bien aburrido, ya desgastado. En definitiva: sentenciado.

La contrarréplica rojiblanca no llegó aunque no porque no se ofreciese uno de los protagonistas del partido. Los miles de colombianos no pudieron ver a un Falcao que no consiguió ver puerta esta vez, a pesar de las intenciones de sus compañeros, que se sumaron a la causa para que el delantero siga marcando. Su opción se paseó por el área pequeña pero no pasó de ahí.

Artículos relacionados