thumbnail Hola,

Los de Marcelo Bielsa dejan buenas sensaciones tras un mal inicio de temporada

El Athletic logra una importante victoria en La Catedral  ante un Sevilla que fue de menos a más.  Los rojiblancos se hicieron con el encuentro desde el minuto uno y con dos goles de De Marcos y Susaeta en la primera parte fueron suficientes para que los tres puntos se quedaran en casa. 

La expulsión de Ander Herrera en el minuto 75, tras una segunda tarjeta amarilla un poco rigurosa, rompió un partido a favor del equipo andaluz que puso el 2-1 definitivo tras un penalti que resolvió Álvaro Negredo. La victoria en casa devuelve nuevamente la confianza a un Athletic que con el paso de las jornadas se esta viendo mejor en los terrenos de juego.


En el 75, llego la polémica a San Mames, tras la expulsión de Ander Herrera con una segunda amarilla muy rigurosa por una mano y después de la expulsión del jugador del Athletic, el colegiado pito una mano de  Iraola en el área local y Negredo fue el encargado de marcar la pena máxima y poner el 2-1 en el marcador.

Tanto que junto a la expulsión dejaba el encuentro abierto para ambos equipos. Mientras que los de Michel intentaban buscar el gol del empate los rojiblancos realizaron una buena acción defensiva para que no pusieran el empate. Llegados a los últimos 5 minutos, el nerviosismo se apodero de las gradas de San Mames que no querían que un buen partido se les fuera de las manos a los rojiblancos. Finalmente el Athletic aguanto y el colegiado pito el final del partido con un 2-1 a favor de los rojiblancos.

Relacionados