thumbnail Hola,

Los Leones deben ganar en San Mamés si quieren pasar a la siguiente ronda

El Athletic de Bilbao volvió a cosechar un mal resultado en una competición que los rojiblancos siempre han dominado. Un encuentro que acabó sin goles en el marcador, donde los de Marcelo Bielsa no dieron una buena imagen hasta los últimos 20 minutos del partido. El Eibar supo plantar cara al club bilbaíno con un juego muy fuerte y puso en peligro a Raúl en varias ocasiones, pero no estuvieron acertados de cara a gol. Con el 0-0, la eliminatoria queda abierta para el próximo encuentro que se disputará en San Mamés.

Los primeros minutos en Ipurua fueron un toma y daca entre los dos equipos vascos. Aunque con el paso de los primeros 15 el partido comenzó a estar bastante igualado, con un Eibar que movía bien el esférico pero sin llegar a puerta ante un Athletic más eléctrico. A pesar de la buena sensación de los azulgranas, los de Marcelo Bielsa poco a poco se hicieron con el balón en un partido donde el estado del terreno de juego marcó cuantiosamente el desarrollo del encuentro.


Tras el descanso, el Athletic cambió su cara en el terreno de juego. Bielsa realizó dos cambios que dieron rapidez y movimiento a los rojiblancos con la entrada a Óscar De Marcos y a Muniain. Iraola tuvo la primera ocasión para los visitantes pero el guardameta azulgrana salvo sin problemas. Pero los de Garitano no se echaron a tras y siguieron presionando a los rojiblancos aunque a los armeros se les empezó a notar el desgaste físico de la primera parte.

De nuevo el Athletic esta vez de manos de Llorente tuvo la oportunidad de poner el 0-1. Tras un centro de Ander Herrera, Llorente se adelantó a la defensa pero mandó el balón por encima de la portería del guardameta Xabi. Con el paso de los minutos el Athletic se hizo con el encuentro y en el 77 el colegiado Paradas Romero anuló un gol a Aritz Aduriz por fuera de juego. Fue la última ocasión clara de mover en marcador que llegó con el resultado inicial al final del encuentro.

Artículos relacionados