thumbnail Hola,

La lesión quedó atrás: El Kun recuperó la sonrisa. Se presentó en conferencia de prensa tras la obtención del pase a la final y habló entre la seriedad y las bromas

Tras la histórica victoria por penales frente a Holanda en la semifinal del Mundial, Sergio Agüero fue uno de los dos jugadores que se presentó en conferencia de prensa tras el entrenamiento en Cidade do Galo, el otro fue Maxi Rodríguez.

“Cada partido es diferente. Nos encontramos ante un gran rival. Vamos a seguir haciendo nuestro juego corrigiendo algunos errores. Queremos tener la pelota, pero sabemos que Alemania es un gran equipo, que se conocen de memoria. Por eso hay que tratar de jugarlo y hacer lo mejor”, así arrancó el Kun ante la primera pregunta. Ya marcó la cancha y avisó que los de Joachim Löw serán muy duros y que por algo llegaron a la final.

“Está claro que Argentina siempre sale a ganar y obviamente por cómo se da el partido tenés que tener precaución, pero todos sabemos cuál es el objetivo y todo lo que tenemos que hacer", el delantero de la Selección argentina continuó respondiendo serio a las preguntas, pero se notaba que a medida que pasaban los minutos se iba soltando e iba dejando ganar al humor que lo caracteriza. Sin ir más lejos, cuando le preguntaron si le sorprendían las palabras de Neymar, tomó aire, se acomodó, y con su mejor cara de poker respondió: “No” y se sonrió.

En esa línea, el de Manchester City contó cómo vieron las repercusiones que tuvo su victoria en el país: “Lo que pasó en Argentina nos enteramos ayer en el micro, que nos pasaron fotos y veíamos el Obelisco y no lo podíamos creer. Me imagino la alegría y nosotros también estábamos como shockeados. Es algo muy lindo que estén con nosotros”.

Retomando un poco la seriedad, el Kun analizó los antecedentes recientes de la Selección contra Alemania, el rival del próximo domingo en el Maracaná: “No es lo mismo jugar un amistoso. ¡Esto es una final! Y con respecto lo del mundial pasado, una pelota parada nos dejó shockeados. Hay que tratar de no cometer esos errores, porque Alemania es un gran equipo que, como le pasó a Brasil le puede pasar a cualquiera, pero creo que también van a estar preocupados por nosotros y tenemos que hacer el trabajo de siempre. No darles espacios porque Alemania te mata y seguir concentrados”.

También se hizo espacio para hablar de las virtudes de la Selección de Alejandro Sabella: “Creo que fue un equipo sólido de a poco, nos armamos bien como grupo y obviamente que creo que por algo estamos en la final. Muchos no lo pensaban, nosotros sabíamos que el objetivo era pasar cuartos y después dijimos que Holanda es un equipo que se le puede ganar, fue un partido muy táctico, de ajedrez. Ganamos por los penales, que estuvimos muy bien y por eso estamos en la final y ahora queremos ganarla”.

Sobre su ingreso en la semifinal luego de su lesión y sus posibilidades de estar en el partido más importante para Argentina de los últimos 24 años, el Kun volvió a hablar entre la seriedad y la broma: “Si me pone (Sabella) desde el inicio sacaré las fuerzas de donde sea y trataré de hacer lo mejor. Ayer me tocó entrar y traté de hacer lo mejor posible. El cuerpo médico hizo todo lo posible y obviamente cuando te perdés tres partidos, te das cuenta que te falta. Pero si me toca jugar en la final, da igual, daré el 100 %”.

Para cerrar, el delantero se rió de su compañero y amigo Javier Mascherano, quien había comentado que en la jugada en que le saca la pelota a Robben en el área chica se había abierto el "ano": “Me enteré hoy en la comida que dijo eso. ¿Cómo va a decir eso? A los que defienden les suele pasar, porque van al piso constantemente, a mi no me pasó. Por eso no me tiró a marcar. Ellos siempre me dicen que duele”, tiró el Kun con el buen humor de siempre, exaltado por el pase a la final.

Artículos relacionados