thumbnail Hola,

Regina Brandao tuvo trabajo de sobra. El equipo está tocado por la lesión del astro y el fallecimiento del abuelo del lateral madridista

La planificación de la selección anfitriona del Mundial con miras a los dos partidos que le restan, continúa. Para ello, y según informa la Confederación Brasileña de Fútbol, ha intervenido nuevamente la psicóloga Regina Brandao, quien además del trabajo preestablecido brindó apoyo moral a la plantilla tras el duro golpe de la lesión y baja de Neymar y el fallecimiento del abuelo de Marcelo.

Tal como el seleccionador Luiz Felipe Scolari había anunciado, Brandao trabajaría en la “concienciación” de cualquier cosa que intente desestabilizar a un equipo que juega muy presionado por su nación, al punto tal de que constantemente sus futbolistas tienen excesivas muestras de llanto y nervios.

Felipão se mostró realmente sacudido tras conocer la noticia de la fractura de su máximo crack y estandarte del estilo de juego práctico que intenta imponer para lograr el sueño brasileño del hexacampeonato. Es de suponer el duro golpe que habrá significado para la plantilla, no solamente por el arraigo del joven atleta con sus compañeros, sino porque en la pasada jornada, los servicios médicos decidieron que la recuperación sería en su domicilio en Sao Paulo.

Además, en la madrugada del sábado y tras volver de Fortaleza, donde el equipo se clasificó a semifinales tras vencer a Colombia, Marcelo recibió la noticia de que su abuelo, Pedro Vieira da Silva Filho, pilar en su carrera, falleció a la edad de 78 años, después de estar varios días internado. Si bien el tema tenía muy preocupado al lateral, que había negado en varias oportunidades que no era ese el motivo de los bajos rendimientos de los que le acusaba la prensa en los partidos de la fase de grupos, decidió permanecer en la concentración, junto al equipo, y no viajó a Río de Janeiro para el entierro, a pesar de contar con los permisos del cuerpo técnico.

Artículos relacionados