thumbnail Hola,

Asegura que el equipo de Del Bosque fue previsible, lento y triste

Jose Mourinho está analizando el Mundial en 'Yahoo' y esta vez le tocó hablar de la selección española con la cual fue bastante crítico después de ver el juego desplegado y cree que el equipo de Del Bosque fue previsible, lento y triste.

"La sorpresa es que España jugó dos partidos en cuatro días con dos selecciones que jugaron con cinco atrás, doble pívot y un diez detrás de dos delanteros, y jugando dos partidos seguidos con dos sistemas tácticos absolutamente igual, España ha jugado con los mismos principios, no ha mirado el lado estratégico, no ha buscado crear desequilibrios por banda, ha jugado con mucha gente interior y no ha buscado las bandas, donde tanto Holanda como Chile eran más vulnerables. España sólo ha tenido a Pedrito que buscaba la banda derecha alguna vez o Jordi Alba por la izquierda, y por esta razón ha sido previsible, lento, triste y por esta razón pienso que cuando no hay mucho que decir… lo que España ha hecho en los últimos seis años ha sido fantástico pero esta vez se ha quedado en la fase de grupos. Enhorabuena por una trayectoria fantástica pero esta vez ha sido una eliminación merecida".

También tuvo palabras de elogio para la selección chilena, la cual considera justa vencedora del encuentro. "Hay que ser justos con una selección que tendría muchas dificultades de clasificarse en un grupo con España y Holanda. Chile ha hecho un partido increíble. Ha sido mejor, mucho mejor ye so se debe decir. El entrenador, los jugadores y el pueblo chileno merecen que la gente más que atacar a España digan que Chile ha hecho un partido fantástico, muy bien planteado. Un entrenador con una buena idea del juego, mucha cohesión, mentalidad fortísima, espíritu de trabajo y ayudas absolutamente impresionante, mezclado también con jugadores de gran talento, principalmente Alexis y Vargas y Vidal por detrás de estos dos".

Por último, el de Setúbal recordó que al principio él perdía contra el Barça y terminó ganándole casi siempre. "Es fácil estar harto de perder pero de ganar nadie está harto. Yo mismo, en el Madrid, empezamos a jugar en el Barça de un modo y a perder y pasados dos años o tres años ganábamos siempre o casi siempre. Se aprende a jugar contra un determinado estilo de juego".


Artículos relacionados