thumbnail Hola,

Argentina no jugaba bien, pero apareció el '10' para apilar rivales, poner el 2-0 ante Bosnia y dejar atrás una racha de 623 minutos sin anotar

Lionel Messi se sacó la mala racha de encima y convirtió otro tanto en una Copa del Mundo después de 623 minutos sin perforar la meta contraria. 'La Pulga' aprovechó una buena combinación con Gonzalo Higuaín, apiló rivales y, de zurda, le dio a la derecha del portero: palo y adentro para el 2-0 ante Bosnia y Herzegovina a los 20 minutos del segundo tiempo.

El último tanto de la estrella argentina en un Mundial había sido el sexto tanto de la goleada por 6-0 contra Serbia y Montenegro en el Mundial 2006. Curiosamente ante otro rival europeo y balcánico, de la antigua Yugoslavia.

Desde entonces, habían pasado 623 minutos para Messi sin convertir: un partido entero ante Holanda y siete minutos más el tiempo extra frente a México -ambos en Alemania 2006-; y los cinco partidos de la Selección en la edición de Sudáfrica de 2010. Una racha rota hoy en Maracaná.

Artículos relacionados