thumbnail Hola,
Higuaín salió en camilla y su lesión preocupa hasta que se haga estudios.

Si se lesionó Gonzalo Higuaín, ¿a quién llama Alejandro Sabella?

Higuaín salió en camilla y su lesión preocupa hasta que se haga estudios.

Getty

Aunque desde Nápoles transmitieron tranquilidad, los estudios son los que dirán qué le pasó al único delantero de área que tiene la Selección Argentina. ¿Cuáles son las variantes?

En cualquier mesa entre amigos, o mismo dentro del cuerpo técnico de la Selección Argentina puede haber surgido esta discusión en el preciso instante en el que se llevaban en camilla a un Gonzalo Higuaín desconsolado con las manos en la cabeza. "¿Si no puede ir al Mundial, quién tiene que ir?", se lo debe haber preguntado Alejandro Sabella, que estaba en la platea viendo el partido entre Napoli e Inter, y también todos los argentinos que vieron ese momento.

La lista de convocados y Tevez son dos temas que van de la mano. Prácticamente, para que Carlitos viaje a Brasil como jugador no de turista, se tienen que lesionar todos los delanteros argentinos que jueguen en Argentina y en Europa y aún así Sabella dudaría en llamarlo. Se sabe que la relación entre el 10 de Juventus y el capitán de la Selección no es la mejor, y como el técnico prioriza el grupo y no las individualidades, por eso lo deja de lado al ex Boca.

Así como Tevez tiene el rótulo de quilombero, Mauro Icardi no se queda atrás. A pesar de la telenovela y el conflicto con Maxi López, el delantero de Inter es indiscutible futbolísticamente. Sin embargo, tiene tan pocas expectativas de ser convocado que fijó como fecha de casamiento el 7 de junio, ocho días antes del debut de Argentina en la Copa del Mundo. Así como Sabella lo llamó una vez -contra Uruguay por Eliminatorias- bien podría hacerlo nuevamente en un caso de emergencia, ¿o se inclinaría un jugador más "profesional"?

En un tercer escalón entran dos que también participaron del ciclo Sabella y con más frecuencia que Icardi: Hernán Barcos y Franco Di Santo. El primero no tuvo más noticias del DT después de aquella doble fecha de Eliminatorias en octubre de 2012, mientras que el segundo fue convocado por última vez en marzo del año pasado para el partido ante Bolivia, también por la clasificación a Brasil 2014. Los dos están lejísimos del nivel de Higuaín, pero cerca en cuanto a características físicas, ¿puede llegar a ser eso un punto a favor para que uno de los dos entre sobre el final?

Sobran preguntas, y las respuestas decisivas sólo las tiene Alejandro Sabella. Por el momento, hay que rezar para que lo de Pipita no sea nada, y si definitivamente se pierde el Mundial, el que deberá quemarse las pestañas pensando es el técnico, pero de cada mesa en cada bar, va a salir un reemplazante diferente.

Relacionados