thumbnail Hola,

Austria - Alemania, Inglaterra - Ucrania y los mejores partidos de este martes

La segunda jornada de la fase clasificatoria europea Brasil 2014 presenta duelos con enorme equidad y citas accesibles para muchos favoritos. Analizamos el martes continental

 José David López
 Analista Internacional
Síguele en

No hubo sorpresas en la primera jornada de la fase de clasificación de cara al Mundial 2014, las principales favoritas cumplieron con su rol y apenas fueron sorprendidas. Muchas caras nuevas en los banquillos, reformas que empiezan a tomar forma y resultados que, más allá de las sensaciones mostradas, son la prioridad para no involucrarse en problemas posteriores. Este martes llega la segunda jornada rumbo a la cita brasileña con un total de 24 partidos. Y de esos 72 puntos en juego, Goal.com analiza al detalle cinco citas claves y determinantes donde estarán los focos de la jornada inter-semanal de selecciones en Europa.

Austria-Alemania (20:30):

El Mundial de Argentina 1978 fue el punto de partida en esta enemistad entre vecinos competidores y, aunque los germanos son el gigante a respetar y un candidato serio en cualquier competición, siempre existe opción a la sorpresa. En Austria, el 21 de junio de aquél año, supuso un subidón irremediable en lo que a la expansión futbolera se refiere y los seguidores austriacos dejaron de lado su frialdad para contagiarse del calor en las gradas del Olímpico de Córdoba. Allí, la República alpina firmó la victoria más atrayente y legendaria de toda su historia. Diametralmente opuesto fue el duelo en el Mundial de España 1982, pues en el Molinón gijonés se escribió una página completamente vergonzosa con el ‘arreglo’ entre ambos, pues una victoria germana por la mínima les servía a ambos para seguir vivos y dejar en el camino a la débil pero ambiciosa selección de Argelia. Ahora, el Ernst Happel reunirá todos los ingredientes para una receta con la pasión y rivalidad vecinal como termómetro para el futuro, ese que la Alemania de Low ve con solidez aunque con necesidad de mejoras (ganó 3-0 a Islas Feroe en el estreno)  y que parece estancado en Austria, que arranca su fase clasificatoria ante el rival más atractivo de cuantos pudiera elegir. El duelo en Viena rememora los días más importantes y legendarios de una rivalidad con suficientes antecedentes para convertirse en el epicentro del día en Europa.

Bélgica-Croacia (20:45):

 

Dentro de un grupo muy igualado (donde están también Escocia y Serbia), belgas y croatas son los dos principales favoritos. Los balcánicos porque así lo regula su clasificación constante para fases finales y la propuesta de un grupo que lleva tiempo trabajando bajo unas mismas bases que continúan pese al cambio de seleccionador (Stimac debutó este viernes con victoria por la mínima ante Macedonia 1-0). Otros, porque la sola presencia en su generación de los jugadores más caros del mercado de verano en Europa (Hazard, Witsel, Dembele…costaron más que brasileños, españoles o argentinos…), debe obligarles a reafirmar las sensaciones positivas que les rodean y que, por ahora, no han alcanzado a concretar (aunque también ganaron en su debut ante Gales 0-2 el viernes). Duelo para que uno crezca en su idea de progresión hacia un rol de mayor trascendencia o para que uno de los mejores grupos competitivos de los últimos años, les haga ver la realidad del primer nivel. Partidazo en Bruselas.

AUSTRIA-ALEMANIA: UNA RIVALIDAD CON DÍAS MUY GRISES


Inglaterra-Ucrania (20:45):

Un gol de Wayne Rooney (que ahora no está por lesión) rompió la igualdad en el Dombass Arena de Donestk hace apenas tres meses, durante la Eurocopa 2012, en un partido que destrozó las esperanzas ucranianas y que sí impulsó las inglesas. Ahora la situación no ha cambiado demasiado, aunque el contexto rumbo a Brasil 2014 y el escenario, plantea más clasicismo y emotividad a una Inglaterra necesitada de mejorar sensaciones a base de resultados y reencuentro de jugadores con su mejor nivel. Los de Roy Hodgson sí lograron mejorar en su victoria 0-5 ante Moldavia esta semana pasada, lo que ofrece cierta auto-estima que deberán refrendar ante el rival más poderoso de su grupo en Wembley. Ucrania, que descansó y debuta esta semana en su objetivo mundialista, no dejó buen recuerdo en su propia Eurocopa y a pesar de ser un fútbol creciente con jóvenes que están explotando, el salto debe llegar para completar su rol de selección capacitada para dar sorpresas.

Francia-Bielorrusia (20:45):

Hace justamente dos años, el estadio de Saint Denis se preparaba para el estreno de la selección francesa dirigida por Laurent Blanc ante una Bielorussia que acabó dando la sorpresa (0-1). Esa etapa finalizó en caos y decepción, dejando paso al debut de Didier Deschamps, que curiosamente también debutará por vez primera en partido oficial ante su público, contra Bielorrusia. El estreno del viernes ofreció al menos tranquilidad (0-1 venciendo con gol de Diaby ante Finlandia) y a pesar de no dejar grandes sensaciones, sí otorgó fe y confianza en encontrar el ritmo ideal para que sus estrellas (quienes generaron los principales problemas últimamente) se encuentren cómodas. Los ex soviéticos llegan confiando en una generación sub 21 que dejó buenas impresiones hace dos veranos y que se va introduciendo en los planes de una absoluta que, pese a todo, fracasó con el debut en derrota contra Georgia (1-0).

Hungría-Holanda (20:30)

Cruzándose últimamente en varias fases clasificatorias, ambos se conocen a la perfección. La nueva Holanda de Van Gaal debutó este viernes con victoria trascendental ante Turquía (2-0) aunque con mejor resultado que sensaciones o confianza, lo que no da validez a una tranquilidad inmediata tras el calvario que supuso la euro 2012. Múltiples problemas defensivos en la renovada línea que más problemas y necesidades tiene actualmente, dan opciones a una sorpresa en cualquier momento, aunque la pegada de su ataque sí marca diferencias respecto a cualquier selección. Hungría lleva aislada del primer nivel demasiadas décadas en las que únicamente recuerda sus gestas pasadas como un libro tan antiguo que no pertenece a la realidad que les rodea estos días. El mejor bálsamo para hacer crecer la mínima expectativa, pasa por imponerse a los oranje en Budapest.

INGLATERRA, FRANCIA Y HOLANDA DEBEN SEGUIR CRECIENDO

Artículos relacionados