thumbnail Hola,

El venezolano había anunciado que iba a "comerle los tobillos"

A pesar de que la victoria frente a Venezuela fue un partido fantástico para Leo Messi, que marcó un gol y terminó siendo aplaudido por la afición argentina como nunca antes, no todo fue coser y cantar para el astro argentino.

De hecho, Messi fue víctima del juego duro del equipo venezolano y, sobre todo, de un marcaje especialmente duro, el realizado por Tomás Rincón, quien incluso llegó a abrirle una brecha en la mejilla.

La dureza del juego del futbolista venezolano no fue casualidad ni producto del momento, ya que había avisado con antelación de sus intenciones respecto a la Pulga.

"Voy a comerle los tobillos", había anunciado el venezolano Tomás Rincón antes del partido disputado contra Argentina, en el que finalmente el juego duro no le sirvió para nada.

Artículos relacionados