thumbnail Hola,

El magnate chino quita importancia a la salida precipitada del marfileño, arremetiendo contra los que le califican como un ser superior sin el cual no pueden ganar nada

Didier Drogba no ha podido ayudar a su selección de Costa de Marfil a alzarse con el título en la Copa de África. Si bien a muchos les extrañó su salida al fútbol chino, una vez allí parece que se ha arrepentido pronto y la noticia del mercado invernal ha sido su vuelta a Europa, en este caso al Galatasaray.

Los aficionados están de enhorabuena pero en China alguien se ha quedado con mal sabor de boca. No es otro que el dueños de los Shanghai Shenhua, el ya conocido dicharachero Zhu Jun. En sus últimas declaraciones, el propietario oriental quiso quitar hierro a la salida del coloso marfileño: “Tenemos que creer en nosotros mismos en 2013. Shanghai Shenhua pertenece a todo el mundo en la ciudad de Shanghai. Mucha gente piensa que sin Didier Drogba, no sabremos hacer frente a la nueva temporada, pero en realidad, aunque Drogba es poderoso, no es Dios ni el Salvador”, declaró con cierto desaire el propietario de los Shenhua de Sanghai.

Zhu Jun prosiguió espoleado por las preguntas. Se sentía obligado a explicar a sus aficionados la precipitada salida de su buque insignia, el último campeón de la Champions League, fichado tan sólo unos meses atrás. Zhun Jun quiso restarle importancia y continúo hablando de Drogba: “Si era Dios, ¿por qué Costa de Marfil no pudo ganar la Copa del Mundo? No quiero negar que Drogba trajo algo positivo a nuestro club. Pero nuestra gente debe mirar hacia sí mismos. Sin Drogba, no significa que no necesitemos jugar al fútbol”, finalizó dolido el magnate chino.

Artículos relacionados