thumbnail Hola,

El crack portugués, que en otras galas había manifestado su malestar por no ser el ganador del premio, aceptó esta vez con elegancia y sin inmutarse, el nombramiento de Leo

Cristiano Ronaldo acepta la hegemonía de Leo Messi. Al menos esa es la conclusión que se saca de su reacción ante el cuarto nombramiento consecutivo del argentino como mejor jugador del mundo.

Si en ediciones anteriores de la entrega de premios el jugador del Real Madrid había puesto de manifiesto su enfado por no ser el destinatario del galardón, esta vez ya no ha sido así. Al contrario, ni se ha inmutado cuando se ha anunciado el nombre de Leo Messi como vencedor.

Cristiano, esta vez, como si ya estuviese resignado de antemano, guardó la compostura y se mostró elegante en la derrota, aplaudiendo al numero uno del mundo mientras recogía el trofeo.

Artículos relacionados