thumbnail Hola,

Es un delantero de 19 años que marca la diferencia en el Deportes Quindío. Hoy en día es el jugador que más promete en la liga colombiana y el que recibe más elogios

En esta edición de Talentos de Importación, volvemos a la bella Colombia, para conocer a otro depredador del área. Otro hombre de esos que dictan sentencia en la red. Se trata de Olmes García, quien hoy en día despliega potencia en el Deportes Quindío de su país.

Nació el 21 de octubre de 1992, en Barranquilla, Colombia. Pasó gran parte de su vida en el departamento de Chocó. En ese lugar su padre tenía un equipo de fútbol, donde su progenitor no debía mirarlo con ojos de padre para darse cuenta de que su hijo Olmes tenía grandes condiciones para ese deporte pasional que es el balompié.

Un profesor lo acercó a la escuela de fútbol que tiene Boca Juniors en Cali, donde siguió fogueándose. Luego pasó a las inferiores del Deportes Quindío, donde deslumbró a los entrenadores en su rumbo hacia la primera división colombiana. 

Sus características goleadoras fueron las que le abrieron camino por las duras inferiores. Mucho poderío físico y una muy buena velocidad lo hacen temible en los últimos metros. Posee mucha fuerza a la hora de rematar, comúnmente cruzándola al otro palo, ingresando desde la derecha. También tiene buen criterio para asistir a los compañeros; aunque lo que más lo favorece es un delantero por afuera que lo abastezca.

Debutó en primera en el 2011 y marcó su primer gol ante Cúcuta el 18 de mayo de 2011. Importante triunfo 1-0 en el arduo camino del Quindío. En lo colectivo, no es un equipo que brille. Sufre más de lo que disfruta, pero en lo individual, este joven se destacó a fuerza de goles e hizo crecer su cotización en el mercado.

En Quindío lo siguen formando. Tan solo tiene 19 años y es bueno llevarlo de a poco. Cuando entra, le cambia la cara al equipo y es influyente en el resultado. Va ganando cada vez más terreno con trabajo. Hoy en día es el delantero promesa más elogiado de Colombia.

Sin lugar a dudas, este joven tiene todas las condiciones para triunfar en el fútbol de Sudamérica y luego pasar a las primeras planas del mundo. Europa le espera. Muchas otras defensas del mundo caerán si es que el castigador llega a sus ligas.

Artículos relacionados