thumbnail Hola,

Con Dortmund-Bayern rotando jugadores pensando en sus finales (DFB Pokal y Champions), el protagonismo se centra en Raúl-Reus, que se despiden ante sus aficiones en zona Champions.

José David López en Follow adrianboullosa on Twitter y

Dortmund y Bayern, rotaciones pensando en sus finales

El octavo título de la Bundesliga para el Borussia Dortmund, consumado ya la pasada semana, ha generado muchísimos elogios al conjunto de Jurgen Kloop. Es uno de los pocos clubes que ha sido capaz de repetir título de manera consecutiva sin que la oposición siempre eterna y combativa del Bayern de Múnich, sea impedimento para ello. Y en esa línea intentarán trabajar el año próximo, aunque los bávaros, que este curso tienen matrícula de honor en la Champions League, estuvieron demasiado centrados en sus deberes continentales. Antes de que se vean las caras de nuevo en la final de DFB Pokal de Berlín, deben cumplir expedientes ante Kaiserslautern (ya descendido) y Stuttgart (que lucha por zona europea). Dos partidos sin grandes necesidades pero donde los muniqueses y los campeones, darán descansos y rotaciones descaradamente.

Raúl y Reus, ídolos que dicen adiós

Nadie puede negar que la mirada de interés estará puesta en dos despedidas, la de Raúl ante su afición en el Schalke y la de Marco Reus en el Gladbach. Ambos juegan sus últimos partidos como locales pero, además, aún tienen obligaciones resultadistas en sus metas de estar en la próxima Champions League.

Y es que el Schalke saca únicamente dos puntos precisamente al Gladbach, que pretende arrebatarle esa tercera plaza y no ocupar la cuarta. Podría parecer que la diferencia es mínima porque ambos estarían en la máxima competición europea en unos meses, pero la realidad es que un puesto significa una ronda previa que no es nada agradable por la entidad del rival que te puede tocar y porque los jugadores tienen quince días menos de vacaciones. Raúl intentará despedirse de Gelnsenkirchen a lo grande, sumando una victoria que les deje definitivamente en el objetivo de la campaña y que consume un gran curso antes de su salida rumbo al exotismo qatarí. El ‘Señor Raúl’ tendrá un sentido homenaje previo al partido desde un graderío que llora su marcha.

En Borussia Park, pese a que las razones son bien diferentes, Marco Reus disputará su último duelo como local antes de marcharse al Borussia Dortmund (por el que firmó en invierno), pero tiene la posibilidad de hacerlo colocando a su club en la competición que siempre soñó jugar. Un jugador dinámico, con llegada, talentoso y que ha roto este curso la Bundesliga.

Europa League y Descenso: De ‘King Otto’ a Podolski pasando por Europa

Precisamente contra el Schalke de Raúl se jugará sus opciones de milagro el Hertha de Berlín, que acude a Genselkirchen sabiendo que, de no ganar, probablemente sea equipo de segunda división al término de la jornada. Los del técnico griego, Otto Rehhagel, no han logrado espantar los fantasmas en las últimas jornadas y dependen del Colonia de Lukas Podolski, para poder tener aún esperanzas. Si los de la capital no ganan y sí lo hacen los de la ‘cabra’ a domicilio ante el ya salvado Friburgo, serían equipo de Bundesliga 2.

Completan la jornada algunas de las citas interesantes en la lucha por Europa League. La de mayor trascendencia estará en el Leverkusen-Hannover, donde los visitantes, que hicieron un buen papel este curso, sólo pueden ganar para colarse en sus metas europeas a costa de los de Sami Hyppia. El Wolsfburgo-Werder Bremen (sin opciones para ambos), Hoffenheim-Nurenberg (zona tranquila los dos) y Hamburgo-Mainz (salvados ambos), completa la jornada de una Bundesliga aún con detalles que ofrecer.

Artículos relacionados