thumbnail Hola,

De la goleada a Portugal con triplete de Thomas Müller, al aplastante 7-1 a Brasil. Este es el recorrido del Mannschaft hasta su séptimo y decisivo partido en este Mundial

Llegar a la final de un Mundial nunca es algo sencillo, y a pesar de llegar como el equipo más goleador, Alemania ha pasado zozobras pero va este domingo por la revancha de la perdida en Corea-Japón en 2002 ante Brasil. No se sabe si la aplastante goleada de semifinales repercutirá para bien o para mal en un equipo que tiene la principal virtud de jugar colectivamente.

A pesar de tener en sus filas a grandes nombres, entre ellos a un verdadero titán en la portería como es Manuel Neuer; Thomas Müller, quien lleva anotados cinco goles y está a uno de igualar a James Rodríguez como máximo goleador; y a Miroslav Klose, quien anotó ante Brasil su gol número 16 con el que se transforma en el máximo artillero de la historia de los Mundiales; los germanos han sido los mejores en el camino recorrido, gracias al juego en equipo. 



Alemania terminó primera en su grupo, tal como se preveía, tras golear 4-0 al Portugal de Cristiano Ronaldo en el debut, en un partido en el que Müller anotó triplete. Luego, padeció ante Ghana, ante quien consiguió empatar 2-2 y en la última jornada, a pesar de los rumores de pacto con EEUU, venció 1-0.

En octavos se cruzó con Argelia, un rival del que no se esperaba un rendimiento como el que tuvo. Fue la selección que le impuso mejor juego a los europeos, complicándoles tanto el trámite del partido, que tuvieron que ir a prórroga, donde el Mannschaft pudo hacerse de la victoria, aunque no sin menos sufrimiento. Acabó ganando 2-1 y estuvo al borde de los penaltis. 

El quinto partido, fue ante Francia por cuartos de final. Los galos apenas pusieron el pie en el acelerador y la ventaja fue mínima, todo lo contrario del partido de semifinales ante Brasil, al que apabullaron tanto que en a la media hora, ya le goleaban 5-0.

Relacionados