thumbnail Hola,

El ex internacional español explicó en su columna en Times Of India, que la final de Maracaná la jugará la "mejor selección" y "el futbolista de esta generación"

El exfutbolista del Real Madrid y la selección española, Raúl González Blanco, ha hecho un pormenorizado análisis de la final del Mundial de Brasil 2014 y de los partidos de semifinales, en su columna en el Times Of India.

“La final de la Copa Mundial enfrentará a la selección que está jugando el mejor fútbol contra el futbolista de esta generación”, asegura Raúl, haciendo referencia al duelo particular que se dará entre un equipo que ostenta un gran juego colectivo, contra Lionel Messi, motivo por el cual agrega que “no puede ser más grande que ésto”, y asegura que “Maracaná va a explotar de alegría”.

Analizando las semifinales que clasificaron a Alemania y Argentina a esta final, habló del aplastante 7-1 de los europeos ante Brasil: “Una catástrofe de tal magnitud era, obviamente, difícil de prever. Incluso los alemanes se sorprendieron”, aunque indica que son “desastres que suceden en el fútbol”.

Cree que fue un error apelar a las emociones de los futbolistas, porque “con eso no se puede ganar una semifinal”, y aseguró que “sin Neymar, no habría un buen ataque” por parte del anfitrión, que tuvo “un congelamiento de cerebro colectivo de unos 19 minutos”; y que también se sintió la ausencia del capitán Thiago Silva, suspendido: “Vimos a la defensa de Brasil algo débil durante el torneo, pero no sabíamos que tal descuido podría ser castigado con tal precisión. Alemania creó juego, le quitó la pelota, presionó y mostró que podía jugar a su voluntad y resolver en la zona de peligro”.

Del mismo modo, el ex internacional español considera que en el duelo Argentina-Holanda, ambos equipos mostraron “un juego táctico con el que se anularon entre sí en el centro del campo y eligieron ir a lo seguro, sobre todo después de ver la carnicería del día anterior”.

Por último, explicó que “el partido fue un juego entre las mentes de Van Gaal y Sabella y no fue lo suficientemente emocionante porque Messi y Robben estaban muy bien marcados”.

Relacionados