thumbnail Hola,

El técnico español no ha que querido entrar al trapo de las declaraciones del presidente de honor del Bayern de Múnich, en las que criticaba el estilo de juego del equipo

El Bayern de Múnich vive un momento dispar de contraste entre sus excelentes resultados deportivos (va líder de la Bundesliga con 23 puntos de ventaja sobre su más inmediato perseguidor y ya está en los cuartos de la Champions League) y los de polémica entre sus directivos.

Tras el escándalo financiero de su ya ex-presidente Uli Hoeness, es el mito bávaro Franz Beckenbauer, presidente de honor del club, el que ha creado una nueva polémica. El 'Kaiser' realizó recientemente unas declaraciones en las que acusaba al nuevo entrenador, Josep Guardiola, de practicar un juego aburrido. En palabras del alemán:

"Al final seremos como el Barça, nadie nos querrá ver", refiriéndose al cambio en el estilo de juego del conjunto teutón, que ha dado un giro hacia el habitual juego del técnico español, basado en la posesión del balón y un gran número de toques cercanos.

Ante dichas declaraciones, Guardiola no ha querido seguir avivando la llama de la polémica y declaró en la rueda de prensa posterior al último encuentro de Champions que le enfrentaba al Arsenal: "Franz no es una leyenda, es la leyenda de este club. Le tengo un gran respeto a su opinión. Doy lo mejor que sé, tanto en Barcelona como aquí. Siempre acepto estas opiniones".

Prefirió el entrenador catalán centrarse en los aspectos deportivos de su equipo, comentando sobre el último partido liguero que le enfrentó al en la actualidad cuarto clasificado -el Bayer Leverkusen-, al que venció por 2-1: "Ahora nos tenemos que concentrar en mantener el nivel los próximos dos o tres meses, porque en la Bundesliga en uno o dos partidos seremos campeones. Nuestro objetivo es mejorar cada partido pero los objetivos más importantes para el futuro en esta temporada es afrontar la Copa y la Champions League".

Artículos relacionados