thumbnail Hola,

Julian Draxler defiende el trabajo de los mediapuntas y deja claro que su sueño es hacer una buena temporada para así poder estar en el Mundial 2014 con Alemania

Brasil 2014 está en la mente de la mayoría de futbolistas. Todos ellos quieren estar en un Mundial que promete ser histórico. Uno de ellos es Julian Draxler, que sueña defender la elástica de Alemania en el torneo veraniego del próximo año. De hecho, y pese a las ofertas que ha tenido, no ha cambiado de club para así mantener cierta estabilidad y tener más opciones de acudir al país de la canarinha.

"Al final de esta temporada hay Mundial y si cambiase de club necesitaría un tiempo para adaptarme. Además, estoy convencido de que el Schalke es perfecto para mí. Es cierto, sin embargo, que no hemos empezado muy bien la temporada. Los primeros partidos han resultado un poco decepcionantes, pero creo que con la contratación de Kevin-Prince Boateng hemos dado un paso importante para convertirnos en un equipo competitivo", confesó en una entrevista concedida a la web de la FIFA.

Draxler sabe que tendrá que caer más a banda este año con la llegada de Boateng al Schalke 04. "Lo que más me gusta es jugar de diez, pero ya me he dado cuenta de que los rivales me someten a una presión mayor cuando actúo en esa posición, así que me parece estupendo que con Kevin tengamos a otro jugador que obligará a la defensa rival a estar muy pendiente de él. En cualquier caso, no jugaré exclusivamente pegado a la banda izquierda; ya he hablado con Kevin y con el entrenador sobre la posibilidad de intercambiar nuestras posiciones", explicó.

Por último, defendió la figura del mediapunta y puso de ejemplo a Özil. "Lo primero es que ahora el diez tiene que trabajar también mucho en defensa y no limitarse a esperar a que le llegue el balón. Debe sacrificarse por el equipo. El juego se ha vuelto muy rápido como para que nadie se despiste. De todas formas, con Mesut Özil se puede ver lo importante que sigue siendo la visión de juego. Esto no ha cambiado con respecto al pasado y tampoco lo hará en el futuro. Aunque se juegue a un ritmo más elevado, los principios fundamentales del juego seguirán siendo los mismos", finalizó.

Artículos relacionados