thumbnail Hola,

La idea de jugar en una liga extranjera y en uno de los grandes del continente suponía una oportunidad que no quería rechazar

Javi Martínez ha reconocido que nunca tuvo dudas de que su fichaje por el Bayern Múnich era la decisión correcta, después de que el cuadro muniqués pagara en el mercado veraniego los 40 millones de euros de su cláusula de rescisión.

El futbolista navarro había llamado la atención tanto del Real Madrid como del Barcelona pero reconoce que le atraía la posibilidad de jugar en el extranjero:

"Nunca pensé dos veces cuando me enteré que el Bayern me quería. Deseaba conocer nuevos países y culturas. A la edad de 24 años era el momento adecuado", dijo Javi Martínez al medio TZ.

"Había tenido una buena temporada con el Athletic de Bilbao. Cuando me enteré de interés del Bayern, no necesité tiempo para tomar la decisión. No se tienen oportunidades como ésta dos veces en la vida, así que me lancé a ello", afirmó.

Reconoció una anécdota: "Uno de los chicos con los que solía jugar en contra cuando era niño me dijo que debería jugar en el Bayern algún día, y resultó ser cierto. Le hice una llamada cuando el traspaso era oficial, pero él no fue capaz de recordar aquella frase", comentó.

Otra de las revelaciones, sorprendente, fue que sus intenciones al principio era ser portero, pero fue su hermano el que lo convenció de que estaría mejor en el centro del campo.

"Yo siempre quise ser guardameta. Poco después, mi hermano hizo una apuesta conmigo. Él lanzaría 10 penaltis y podría continuar como portero si salvaba uno. No falló ninguno", afirmó.



Artículos relacionados