thumbnail Hola,

El técnico hizo un guiño al club bávaro en 2010. Lo ha desvelado Uli Hoeness este miércoles, cuando amplió los detalles sobre cómo se fichó al entrenador español

Pep Guardiola piensa en el Bayern Múnich desde hace más de tres años, cuando todavía vivía tiempos de gloria en FC Barcelona. Lo ha desvelado Uli Hoeness este miércoles, cuando amplió los detalles sobre cómo se fichó al técnico español.

Según declaraciones que publica el diario Marca, el actual presidente del equipo muniqués aseguró: “Hace tres años tuvimos un acto publicitario y participó Guardiola. Nos encontramos con él en la sala Vip y tomamos un café junto a Rummenigge. En un momento de la conversación, nos dijo: “Algún día me gustaría entrenar al Bayern”.

“Rummenigge fue un día a Barcelona a hablar con Pep. Luego, Pere [su hermano y representante] vino a Múnich varias veces. Así, en octubre o noviembre de 2012, todos estábamos de acuerdo. Pep dijo entonces que quería conocerme y me fui a Nueva York el 18 de diciembre pasado. Me llevé el contrato y cuando estaba en su casa, después de dos horas, me dijo. “¿Tengo que firmar el contrato ahora?”. Yo le dije: “Sería una gran idea”. Y lo firmó”, amplió.

Y recordó: “Cuando me fui a Nueva York a conocerle personalmente, entré en su casa, muy cerca de Central Park, y en 30 segundos ya éramos como familia, como si nos conociéramos de hace años. El flechazo fue total, y fichó. Pep es muy cercano, muy emocional. No hablé más de dos o tres frases y ya era cercano. Estoy seguro de que caerá de pie en Múnich. Tiene la mente muy abierta. No tendrá problemas hablando de fútbol con Rummenigge y conmigo. Nosotros dos somos los únicos que hablamos. No nos meteremos en su trabajo”.

En cuanto a los objetivos que se propone Guardiola en el Bayern Múnich de cara a la próxima temporada, su primera en Alemania, Hoeness confesó: “Es muy importante ganar títulos, pero es igualmente importante tener una filosofía. Y Pep la tiene. Todos los clubes estarían orgullosos de poder contar con su conocimiento, y nosotros lo tenemos. Por supuesto que lo tendrá más difícil si ganamos este año dos o tres títulos, pero aun así, habrá margen para mejorar este club”.

Según el presidente del conjunto bávaro, Pep no tendrá problemas con el idioma. “Rummenigge, que habla a menudo con él, dice que su alemán mejora día a día, que da clases dos o tres veces por semana y estoy seguro de que cuando aterrice, ya hablará un alemán fluido. Siempre dije que un técnico del Bayern tenía que ser alemán, pero Pep maneja el español, idioma que hablan muchos jugadores en el vestuario, un perfecto inglés y el alemán”, señaló.

Por último, se refirió al hecho de que Guardiola no ofrece entrevistas individuales. “Si cree que es bueno, le respetaremos. Por ejemplo, le hemos dicho que la política del club es tener dos o tres entrenamientos abiertos a la semana. Eso es norma en Múnich. Él es inteligente para saber qué es bueno para él y qué es bueno para el club”, finalizó.

Relacionados