thumbnail Hola,

El míster culé pedía respeto para los técnicos en una entrevista realizada antes de su fichaje por el Bayern

Pep Guardiola se sinceró en FIFA.com en una entrevista anterior al anuncio de su fichaje por el Bayern de Múnich, en la que reconoce cuáles son sus inquietudes, motivaciones y las sensaciones tras su año sabático, que quedan resumido en la siguiente frase: "Sobre todo echo de menos el juego en sí".

Guardiola reconocía sentirse orgulloso por acudir a la ceremonia del 'Balón de Oro' por tercera vez y admitió encontrarse perfectamente: "Estoy bien. Llegó un momento en que uno decidió que basta. La familia también se merecía mucho más de lo que le di en los últimos años. Y ahora estamos viviendo una aventura, otra manera de vivir seguramente distinta. Pero aunque no lo parezca tengo sólo 41 años, que para ser entrenador es joven, y este año volveremos a entrenar", reconoció.

El de Santpedor tiene claro lo que echa de menos: "El juego en sí. De todo lo que rodea al fútbol, poco. Cómo un equipo juega, cómo puedes ganarle, las particularidades tan precisas referidas a qué jugadores tienes y puedes utilizar para poder ganar un partido. Esa es la única razón por la que al menos yo estoy en este invento. Si no fuera esto… (Piensa) Todo lo demás, no es una cosa de la cual necesite constantemente. Puedo vivir perfectamente sin ello, y digo más: se vive mucho mejor sin ello. Pero el juego en sí, es apetecible", afirmó.


Sus pretensiones quedan resumidas del siguiente modo: "Que alguien te quiera. Es tan simple como eso. Las pretensiones, por muy bien que hayan ido, no cambian. Sentirte querido es lo más importante de nuestras vidas, por nuestra gente y por un club, lo mismo. Que te demuestre que te quiere e imaginar que puedes pasártelo bien. Como dije cuando llegué a Barcelona: no voy allí pensando en ganar títulos en el mes de mayo sino en pasarlo bien y a que los jugadores intenten hacer lo que tú crees que es mejor para ganar los partidos. La idea es disfrutar del juego", dijo.

Estas eran sus opiniones (antes de que se reconociera su fichaje por el Bayern) sobre los rumores de su incorporación a cualquier club: "A mí no me gustaría estar en un sitio entrenando y que los clubes mismos generaran informaciones estando yo allí. Pero en esto sí que he estado alejado de todo, sigo estando alejado y estaré alejado por respeto a la gente que está haciendo su trabajo. Dicho esto, uno piensa que le dan la oferta no por lo bueno que es, sino por lo que ganó. Nosotros ganamos mucho y por esto me quieren ahora un poco más que cuando empecé, que sólo creían tres o cuatro personas en el Barcelona. Los demás no lo pensaban así", sentenció.

La buena marcha del FC Barcelona de Tito es un orgullo para Pep: "Es el mejor regalo, el mejor premio que uno puede recibir personalmente: que todo siga bien. Cuando uno hace las cosas bien, pueden seguir yendo bien y es un gran honor para mí. Que después de lo que yo recibí, poder retransmitirlo en la medida que pude y que las cosas sigan funcionando tan bien es el mejor premio", reconocía.

La Liga española está definida para el técnico catalán: "Tendrían que pasar demasiadas, pero demasiadas cosas como para que Barcelona perdiera esta liga. No me lo parece, la distancia es casi inalcanzable. No porque el Madrid no pueda ganar todos los partidos, pero no me parece que el Barcelona pueda perder tantos también. Es demasiado. Son jugadores acostumbrados a ganar y que tienen muchas virtudes. Me parece que la Liga está muy definida, concluyó.

Artículos relacionados