thumbnail Hola,

El entrenador del actual líder de la Bundesliga admite que están contentos por la línea llevada per que no hay que pensar en corto plazo, sino que el curso es muy largo.

Seguramente la visión de cada campaña desde la perspectiva del Bayern de Múnich, tenga siempre los máximos y mejores objetivos por cumplir, pero cuando todo se esfuma en la última semana de competición de un curso lleno de desgaste que estuvo cerca de completarse a lo grande, la transformación del pensamiento casi es asegurada. Y eso es lo que pretende hacer ver ahora Jupp Heynckes, que el año pasado estuvo a punto de ganar todos los trofeos que disputó y que perdió cada uno de ellos en el tramo final. Ahora, más cauteloso e inteligente, pide calma pese a su gran inicio de campaña.

Después del partido ganado ante el Schalke (0-2) como uno de los más complicados de cada curso en la Bundesliga, muchos análisis hablan de un gran curso para los bávaros, que empiezan a marcar diferencias y a ser letales en su puntuación. Pero Heynckes quiere más tranquilidad y ser pacientes con el trabajo del equipo, que debe pensar solo paso a paso y día a día.

"Ha sido un partido intenso, de ambos lados hubo ocasiones y ritmo, especialmente en la primera mitad. Pero estuvimos muy bien coordinados, permanecidos unidos como bloque y hemos merecido ganar”, destacó, asegurando que era uno de los escenarios siempre más complicados de conseguir un buen resultado.

Eso sí, admite que “tener cinco puntos de ventaja sobre el Borussia Dortmund es muy bueno y factible, pero hay que saber que la temporada es muy larga y todo cambia mucho en poco tiempo si no estamos concentrados”.

Artículos relacionados