thumbnail Hola,

Alfonso Loaiza y Miguel Aguilar no nos dejan descansar y meten el dedo hasta el fondo de la herida. Hay quienes veneran a Mou y el resultado, otros que pertenecen a profundidades más estéticas y filosóficas. La Rebelión Universitaria vuelve con todo para lanzar el debate.

Hazte fan de Goal.com en . Para unirte a la mayor comunidad de fútbol en la red, pincha aquí:

¿Lo tuyo es el ...? Pues no te lo pierdas y entra YA al de Goal.com pinchando aquí:

MIGUEL AGUILAR: SÍ

El Inter es justo finalista por la sencilla razón de haber marcado mas goles que el Fútbol Club Barcelona, así de simple. No entiendo la justificación que hacen los culés de posesión y dominio del partido para merecer el pase a la final, si su equipo fue capaz de que le remontasen una ventaja de un gol fuera de casa y no es capaz de marcar dos goles en noventa minutos en su campo donde prácticamente le regalan la bola es que algo no ha salido como se esperaba. Mourinho ha planteado dos partidos a la perfección, y así se ganan estos títulos, pensando donde y contra quien juegas.

En casa armó una linea segura atrás y velocidad arriba para salir a la contra con Sneijder de “jugador-transición” en la fase ofensiva más Eto'o,Pandev y Milito como artilleros. Efectividad comprobada, una ventaja de 3 a 1 para los de casa. Tocaba visitar al Barça en su feudo, sabia donde jugaba, y sobre todo, contra quien, el mejor equipo del mundo. La única solución: aguantar y luchar como si de una resistencia bélica se tratase.



Es cierto que el juego del Barça es mucho más espectacular, y que en el partido de vuelta tuvo una posesión abrumadora e innumerables ocasiones para llevarse el partido, pero no se puede decir que pasase por encima del Inter ni que destrozase su planteamiento, todo lo contrario. Mourinho tenia la idea muy clara, dos líneas muy pegadas con Eto'o y Milito arriba esperando algun balón suelto o despiste de la defensa blaugrana, por lo demás, el esférico no lo querian ni ver -tampoco lo necesitaban- y a eso se dedicaron los noventa minutos.

El Barcelona no fue capaz en ningún momento de llegar con un peligro claro a la meta de Julio César, solo en los últimos minutos con el equipo volcado totalmente arriba y por medio de balones aéreos se notó inquietud en el arco interista, el resto del partido el balón circulaba de lado a lado del área buscando cualquier rendija por donde entrar, pero como si de una fortificación se tratase se daban una y otra vez contra la pared.

El fútbol es así, un deporte en el que para ganar hay dos alternativas, defender o atacar, la forma de conseguirlo está a elección de cada cual. Mourinho lo único que ha hecho es estudiar sus puntos fuertes y los débiles del rival, la ecuación es sencilla y solo ha tenido que aplicarla. No nos podemos llevar las manos a la cabeza porque un equipo salga a defender un resultado favorable, la historia del fútbol está llena de equipos y entrenadores defensivos -donde no englobo a Mourinho por supuesto- y sus éxitos están ahí.

Para ganar no siempre se ha de atacar, hay que ver lo que es conveniente en cada momento y como plantear cada situación, ahí Mourinho es el rey, y no lo digo yo, lo dice Pep Guardiola.

ALFONSO LOAIZA: NO


Migue, aquí estamos otro viernes, y a pesar del soporífero partido que nos regaló Mourinho y el Inter, no has escarmentado. El fin no justifica los medios. No debemos confundir valor y precio. Atacar siempre fue más difícil que destruir. Capello tras ganar una Liga de forma más decente fue despedido del Real Madrid. Si de verdad te gusta el fútbol no puedes defender de ninguna de las maneras la propuesta maquiavélica-futbolística del Inter de Milán.

Legítimo finalista porque resistieron a todas las embestidas blaugranas con heroísmo a pesar de jugar con diez jugadores y porque este deporte siempre se guarda un factor azaroso y aleatorio, por eso el alto grado de adicción que genera. El fútbol es un juego injusto. Tanto, que son capaces de vencer los que odian su instrumento de trabajo, el balón. El Inter lo entregó y estuvo a merced del Barcelona. Y el equipo azulgrana, sin señales de inspiración, no fue capaz de desmantelar el catenaccio expuesto por el técnico portugués. Por cierto, llevan jugando así 40 años y es su primera final en cuatro décadas. ¿De qué éxito hablamos?

En el ideal de concebir el fútbol de Mou brilla más el entrenador que los futbolistas. Y sobresale entre todas las cosas la mano de hierro, o sea él mismo. Es el entrenador que desearía cualquier empresario del fútbol o de la comunicación. Nunca los amantes del fútbol pulcro. Por eso el día después de eliminar al Barcelona, el sabio más sabio de todos los sabios: el pueblo, prefiere el No al Sí en todas las encuestas como futurible entrenador del Madrid.

En estas fechas los resultadistas estaréis de enhorabuena. Yo entiendo que Clemente disponga de cinco defensas en el Valladolid. Signo de la inferioridad del equipo vallisoletano y a lo único que se puede aferrar. ¿Pero un Inter en una semifinal europea con jugadores como Milito, Eto´o o Sneijder?

No obstante, ya te digo que el Barcelona aún perdiendo, que no lo hizo, nunca pierde. Migue, el miércoles ganó Mourinho, sin embargo perdió el fútbol. El que llena estadios, el que hace aficionados y por el que vale la pena pagar los 60 euros que vale una entrada. Es lícito jugar así, pero ni a mí ni a la mayoría de la gente nos gusta. Si es justo o no, es lo de menos. Si casi nadie pagaría un solo euro de sus carteras por verlos jugar…



EL DEBATE: ¿ES JUSTO FINALISTA EL INTER DE MILÁN? ¡¡OPINA!!

Encuesta del día

¿Es justo finalista el Inter?

Relacionados