thumbnail Hola,

Miguel Aguilar y Alfonso Loaiza vuelven con otra entrega del tema más candente del mundo universitario español. La gente debate sobre Lionel Messi su candidatura a convertirse en el mejor jugador de la historia. Aquí las razones para que tú elijas y opines. Nos quedamos con una frase: "cuando somos grandes en humildad estamos cerca de la grandeza".


El Olímpo del fútbol es algo selecto, reservado para los más grandes siempre, donde quedan apartadas las rachas, los premios o los números, solo importa la magia, la historia. Y dentro de él, el dueño se llama Diego y se apellida Maradona, dios de dioses, ídolo e icono de un país entero, de los que lo vieron y de los que no. Leo aún está muy lejos de rozar el cielo.

Con solo 16 años debutó, y como él mismo dijo; “tocó el cielo con las manos”, ese cielo del que años después seria dueño y señor. Pasó por Boca dejando para siempre un número atravesado por la inmortal banda dorada, luego por Barcelona consagrándose como el mejor, y dejó para la historia dos scudettos y una UEFA bajo la elástica del Nápoles donde sigue siendo venerado.

No pierdas la conciencia y la memoria. Repásate unos cuantos vídeos en Youtube del barrilete cósmico…Pon el audio y escucha la narración: “Genio, Tatatatata, Maradona, en la jugada de todos los tiempos, de qué planeta viniste, gracias Dios por este Maradona”. A pesar del paso del tiempo este vídeo sigue poniendo los pelos de puntas. Maradona seguirá siendo superior a Messi, si éste no domina todos los aspectos del juego.

El Diego poseía prácticamente todo el catálogo de recursos técnicos de los que puede disfrutar un jugador. Casi que sólo utilizaba su legendaria pierna izquierda, pero con ella dominaba el catálogo completo del fútbol: pase largo y corto, tiro fuerte y colocado, control, regate…Maradona era el mejor del mundo por sí mismo. A Messi sólo le hemos visto hacer diabluras vestido de azul y grana cuando el viento le viene a su favor con un Barcelona que tiene un centro del campo nunca jamás visto.

Alfonso, Messi es un crack, el mejor del mundo. Pero todavía no le ata las botas a jugadores como Di Stéfano, Pelé, Maradona, Puskas, Beckenbauer, Platini o Zidane. Lo que hace el argentino lo hacían nuestro gran Mágico González al que tanto echamos de menos por Cádiz y el propio Maradona, tocando las palmas. No se puede comparar a los mitos con chicos de 22 años, es imposible.

Probablemente de Maradona se decian cosas parecidas a las que se dicen de Messi con 22 años. Luego la historia siguirá su propio curso... Leo está en un momento de forma increíble, de eso no hay duda, pero nunca se sabe que pasará en un futuro. Por su edad y su progresión todo parece indicar que llegará a ser una leyenda, pero muchos han sido los que se han quedado por el camino. Ni siquiera astros de la talla de Zidane, Van Basten, Beckenbauer o Platiní son considerados miembros del Olímpo. Solo el tiempo y la historia pueden dar o quitar tal privilegio. Maradona tiene algo que Leo nunca tendrá, personalidad, liderazgo, incluso excentricidad.

El Diego es idolatrado por todo su país, es el símbolo del fútbol y el más grande. Leo aún es cuestionado allí. El Mundial dictaminará si podemos estar hablando o no de un sucesor, pero nunca de un sustituto. Hasta el propio Messi lo admite "Aunque pasen millones de años, no voy a estar ni cerca de Maradona".

Diego era un hombre tocado por los cielos. A Messi le queda mucho para ser como el más grande. Ahí se quedaron muchos cracks del Barcelona como Stoickov, Ronaldo, Rivaldo o el propio Ronaldinho. Alfonso, otra cosa lo del más grande no lo digo por tu Guti, que está siempre entre algodones. Hablo de Diego Armando Maradona. Palabras mayores. Messi aún está a varios peldaños de la historia que escribió el Pelusa con su eterna pierna izquierda y con aquella mano de D10S.

ALFONSO LOAIZA: LIONEL MESSI

Migue no me cabe duda de que Messi está al nivel del mismísimo Maradona a su edad. En títulos lo supera con creces. Ya ha ganado Ligas, Champions y todo lo habido y por haber con el Barcelona. Por el contrario el actual seleccionador albiceleste a pesar de que tuvo al lado a futbolistas de la talla de Migueli, Schuster o Quini continuó con la sequía liguera y europea culé en los años 80.

Messi a los 22 años es Balón de Oro y FIFA World Player ambas distinciones con el mayor número de votos a favor de la historia. Maradona a esa edad aún trataba de hacerse un hueco en Europa en aquel Barça cargado de estrellas y vacío de títulos de primeros de los ochenta. Para evaluar a ambos quizás sea necesario el tiempo y sobre todo el Mundial, el trofeo que distingue a los cracks de los dioses. Pero hasta el momento yo destacaría que la constancia y el espíritu de superación son dos preceptos en los que Messi golea a su actual seleccionador.

Además tiene la cabeza amueblada, su entorno es el adecuado, su vida estable, no es egoísta, no le va el escándalo ni la marcha, el ambiente en el que se mueve es el correcto y es un tipo solidario y humilde a más no poder, nunca presume. Hay que ser el más grande dentro y fuera de los terrenos de juego. Es un jugador modelo y un ejemplo para todos. Y todo esto, con 22 años, es decir su proyección es más que clamorosa.

Cada día va a más y se supera en cada encuentro. No tiene techo ni límites. Leo es capaz de todo. Para mí ya se encuentra instalado en el Olimpo del fútbol. Será el más grande. El Mundial llegará, pero por nuestro bien, esperemos que no sea en Sudáfrica. Recuerda que Maradona conquistó el Mundial con 26. Así que no hay prisas, por esa regla de 3 a Leo le tocaría en el siguiente. Por cierto, con Argentina ya ha ganado el Mundial juvenil y las Olimpiadas.

 Que no se olvide que Messi no es sólo el pichichi sino también es el mejor asistente de la Liga. Leo comprende más y mejor el juego colectivo que Maradona porque se ha criado en un club que lo prioriza. Su talento individual está siempre al servicio del grupo. Lo ha mamado en La Masía. Leo Messi hoy día es capaz de regalarnos diariamente gestas que quedarán por todos los siglos grabadas en nuestras retinas. Sin embargo, el argentino también trabaja como un picapedrero más para apoyar al equipo en defensa.

Y ese trabajo a base de espíritu estajanovista y solidario tendrá su recompensa. Será el más grande. A este paso la próxima edición de Rebelión que hagamos sobre el 10 blaugrana será para compararlo con Michael Jordan. Que como Leo era ante todo un ente solidario y el mejor compañero. Jordan y Messi. El Dios del aire y el Dios de la tierra. Migue, El nuevo rey del fútbol es por fin un hombre fraternal, humilde y de extremada timidez. Él por la calle pasea cabizbajo para pasar inadvertido. Porque todo su descaro lo descarga en el terreno de juego. El argentino sólo quiere jugar al fútbol, al fútbol auténtico y puro. Al fútbol colectivo y de equipo.

Migue, es imposible no defender a este muchacho. Es como nosotros -los mortales- en la vida cotidiana y de otro mundo -inmortal- sobre el terreno de juego. Y por estas cosas, no tiene enemigos, y es adorado y querido tanto como por sus compañeros como por sus rivales. Migue, este argentino que vino de pequeñito a nuestro país con problemas de crecimiento ha conseguido erigirse como el mejor futbolista del planeta y también lo será de la historia, porque sólo cuando somos grandes en humildad estamos cerca de la grandeza. Está al nivel del mejor Maradona. Incluso va a más. Porque Maradona era Maradona de vez en cuando, sin embargo Messi es Messi cada partido.



ESPECIAL: LIONEL MESSI NOS CUNTA SUS 12 MOMENTOS MÁS IMPORTANTES

La Columna de Ivar Matusevich: ¿Por qué Lionel Messi es el mejor jugador del Mundo?

LEO MESSI: LA FICHA DEL TOP 1 DE LOS RÁNKINGS CASTROL
:

Relacionados