LOS CRACKS QUE NO FUERON: Ricardo Quaresma, el hombre que le teme a los grandes (Por Ezequiel Juariste)

Nuestro periodista Ezequiel Juariste repasa a Ricardo Quaresma, el hombre que pese a ganar todo lo que se pusiera en su camino con el Oporto fracasó en los grandes clubes de Europa, tanto en el Barcelona como en el Inter de Milán y el Chelsea.
Por Ezequiel Juariste.-

Es difícil, duro y complejo. Nadie dice que sea fácil demostrar lo que uno es, lo que uno vale y para lo que uno se preparó toda su vida, pero quizás, allí se ven los grandes jugadores, los Cracks y, en esta semana, el jugador en cuestión cada vez que tuvo la oportunidad de justificar lo grande que es y la calidad que tiene no pudo hacerlo.

Ricardo Quaresma llegaba al Barcelona con todos los laureles en sus espaldas, con varios títulos con el Sporting de Lisboa y sobre todo siendo una figura rutilante en la Liga de Portugal, sin ningún lugar a dudas, era un gran fichaje para aquel conjunto culé golpeado y necesitado de logros, a cambio de todos estos palmarés, el blaugrana pagaba seis millones de euros y la cesión de Flavio Rochemback, un coste alto pero justificado.

Se justificaba, es cierto, pero siempre y cuando el crack rindiera, porque se sabe que la camiseta del Barcelona pesa demasiado y hasta grandes hombres y nombres no han podido brillar bajo el cielo catalán. Lastimosamente, el hombre en cuestión era uno de esos que se achican en las difíciles, o, para ser más precisos, es un grande que no juega en los grandes.

Y en uno de los más grandes no jugó, pese a haber hecho varios buenos partidos de pretemporada, poco a poco Frank Rijkaard le quitó lugar entre los titulares y finalmente se lo sacó de encima y lo hizo volar del cielo de Catalunya para que regrese, sin escalas, al fútbol portugués.

Cosa rara pasaría, se ve que su ámbito es el país lusitano, o es estar cerca de los suyos porque de golpe, recuperó la memoria, fue clave en cada uno de los campeonatos que logró el Oporto y pese a que su juego no era evidenciado en su cantidad de goles, el Gitano en cada presentación hacía de las suyas y concretaba una media de quince asistencias por año. Un Crack.

Balón de Oro en Portugal
, ganador de Copas de Portugal, varias Ligas, Mundial de Clubes y parecía que el clon de Cristiano Ronaldo había recuperado no solo su lugar dentro del fútbol, sino que se comería a cuanto defensa rival se acerque.

Parecía y la directiva del Inter de Milán también lo creyó, de hecho, lo contrató por casi 20 millones de euros y su presentación fue a pura fiesta...



Pero claro, no sólo no se dieron cuenta de que al lado de Quaresma jugaba Lisandro López, el encargado de meter cuanto balón esté cerca, sino que el gran Quaresma si no es en Portugal, su país, no juega.

No juega y no jugó, ni allí, ni en el Chelsea, donde fue cedido tras fracasar con el Inter, y ahora, pese a que regresó a la plantilla Nerazzurra y le queda mucho hilo en el carrete, las pésimas actuaciones sin goles, sin asistencias y sin marcar la diferencia que él es capaz de marcar hacen pensar que en la brevedad volverá a Portugal, sin escalas.

La historia de Ricardo Quaresma es una nueva dentro de los Cracks que no Fueron, más allá de lo que ganó en Portugal y que aún tiene varios años para revertir su pobre presente, se lo incluye, fundamentalmente, porque ha sido capaz de demostrar en los grandes clubes como el Barcelona, el Inter o el Chelsea que las camisetas de los grandes le quedan muy grandes.



SIGUE A TODOS LOS CRACKS QUE NO FUERON AQUÍ


¿REALMENTE CREES QUE QUARESMA ES UN CRACK QUE NO FUE? VENGA, MÓJATE Y OPINA: