thumbnail Hola,

El técnico mexicano del cuadro catalán afirmó que no piensa en las consecuencias indirectas de una posible victoria periquita, y aún sueña con los puestos europeos

 Javier Aguirre, técnico del Espanyol de Barcelona, piensa en derrota al Real Madrid por satisfacción propia, dejando de lado las connotaciones que puedan repercutir en terceros. Durante la rueda de prensa previa al cotejo, el mexicano agregó: “Nosotros hacemos nuestro trabajo y queremos cerrar bien la temporada, el resto es lo de menos”.

 El entrenador periquito pidió que su equipo se entregue en el campo, y si se les critica que sea por “dejar puntos, y no por regalar nada”. Comentó que no podía permitir la baja de intensidad de su equipo: "No podría soportar que bajáramos la guardia en cuatro partidos. El bloque perdió sus señas de identidad y ahora hay muchos motivos para salir mañana a dejártelo todo en el campo. Es importante que el jugador lo vea de esta manera por respeto a tu afición".

Para finalizar, evitó cualquier polémica respecto a las decisiones de quien se refirió como “un gran amigo”, José Mourinho, en específico de Iker Casillas: “Bastante tengo con lo mío, no voy a valorar las alineaciones de los rivales

Artículos relacionados