thumbnail Hola,

Los goles del Athletic de Bilbao 3-0 Levante (Vídeo)

Los leones ganaron con solvencia a un Levante inoperante en ataque que no mostró nada sobre el terreno de juego

El juego, que había dado comienzo algo alocado y muy veloz, con balones rápidos que circulaban de un lado a otro del tapete, se calmó a partir de ese momento, con un Athletic más consciente en ataque y un Levante más ordenado en defensa. Fue así como llegó la primera ocasión del partido. Tras un balón medido en largo de Iturraspe a la banda izquierda, Ibai avanzó pegado a la línea de cal antes de sacar un centro de delineante a la testa de Aritz Aduriz, cuyo remate se marchó ligeramente alto. Los leones enseñaban las garras en el minuto doce.


El Athletic dominó, haciendo lo mismo que hasta el momento  pero con mayor claridad, triangulando con precisión desde atrás hasta el borde del área de Jesús Fernández, donde los problemas se le acumulaban a la defensa levantinista.

Así, parecía que la llegada del gol era solo cuestión de tiempo, pero este apareció finalmente como menos se esperaba: a balón parado. Lo consiguió Aduriz rematando de cabeza un saque de córner desde la izquierda que Ibai puso con un efecto medido que destrozó a los levantinistas y le regaló el tanto al donostiarra.

Con la desventaja en el marcador, el Levante volvió a arrearse y con un juego alegre y rápido consiguió mostrar las costuras de las líneas defensivas rojiblancas. La banda derecha, defendida por un De Marcos que sigue teniendo más en mente la portería rival que la propia, fue una autopista para Morales, que una y otra vez enviaba balones al área que no conseguían rematador. La mejor de estas acciones llegó casi al filo del descanso, cuando entre Morales e Iván (los mejores del Levante en el primer acto) le sirvieron un balón de oro a Barral que no pudo llegar a rematar por encontrarse con Iraizoz tendido ya a sus pies para atrapar el cuero.

Ya en la segunda mitad, se repitió el patrón de buena parte del primer acto. El Athletic volvía a dominar y a mover con comodidad mientras el Levante intentaba no perder el orden. De poco le sirvió conseguirlo, pues la amenaza volvería a estar en el balón parado.

Como si de un mal estudiante se tratase, el Levante volvió a pecar en la defensa de una acción muy similar a la que ya le había costado el primer gol del partido. Esta vez desde la banda derecha, Ibai puso una falta lateral al corazón del área donde, inexplicablemente, Iturraspe estaba completamente libre de marca. El mediocentro internacional apenas tuvo que esforzarse para mandar el cuero de nuevo a las mallas.

Tras el gol, el Levante siguió intentándolo, aunque cada vez con menos intensidad, aferrándose solo a alguna que otra arrancada de Morales, mientras el Athletic se sentía cómodo y movía el balón y el partido a placer, viendo como cada minuto que pasaba era un regalo.

El choque avanzaba plácido para los intereses vizcaínos, con un Levante incapaz de inquietar a Iraizoz hasta que veinticinco minutos después del gol de Iturraspe, Muniain mataría el partido. Tras un buen pase entre líneas de De Marcos a Aduriz, el autor del primer tanto remataría algo escorado para encontrarse con Jesús. Pero el rechace le cayó a un Muniain que no dejó escapar la oportunidad de empujar el balón a la red desde dentro del área pequeña.

Relacionados