thumbnail Hola,

El argentino se fue a vestuarios por derribar a Rodrigues cuando era el último jugador

Acababa de abrir Messi el marcador para el Barcelona frente al Elche, cuando una mala dejada atrás de Busquets la aprovecho Garry Rodrigues para irse de cara a Claudio Bravo. En su intento de pararlo, Javier Mascherano le trabó en las piernas con la consiguiente expulsión del jugador argentino.

El equipo culé no echó en falta al 'Jefecito' e incluso tuvo sus mejores momentos con tan sólo 10 jugadores en el campo. No ha comenzado bien la temporada para Mascherano, que tendrá que ver a sus compañeros desde la grada en el próximo encuentro de Liga.

Relacionados