thumbnail Hola,

El portero colchonero ha iniciado la temporada como titular y reconoce que atraviesa un gran momento tras su llegada al club

El nuevo portero del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Moyá, vive un gran momento tras su llegada al club y no tiene reparo en reconocerlo y mostrar su orgullo por ser tirular ayer en la Supercopa. "No me siento titular ni suplente, vengo a competir. Estoy orgulloso de haber debutado con el Atlético. Viví con mucha ilusión las horas previas y tensión los minutos previos. Estoy contento con el resultado final", indicó en declaraciones que recoge Marca.

El ex jugador del Getafe valoró el planteamiento de Simeone en el partido de ayer. "El míster propuso un tipo de partido que llevamos a cabo como él deseaba. Se pudo ver un Atlético junto, bien en defensa. Nuestra principal misión fue defendernos de sus peligros. En la segunda parte empujaron más, supimos sufrir y el empate fue justo", dijo.

Así mismo, el mallorquín reconoce que la posición de portero es de las más complicada. "La posición del portero es complicada, es difícil mantener un nivel alto, pero hay que ser competente y competitivo. En el fútbol hay altibajos. He tenido más altos, pero también he tenido bajos y por eso sé que estoy en un buen momento".

No obstante, el portero defiende que su momento actual tiene más peso por jugar en el Atlético de Madrid. "He tenido buenos momentos en un nivel inferior al Atlético y estar bien en este momento en el Atlético tiene más repercusión", recordó.

Moyá finalizó su intervención reconociendo los méritos que mostró su nuevo equipo para poder optar a ganar la Supercopa. "El Madrid en el cómputo general estuvo bien. Es mérito del Atlético de no dejarlos funcionar al mejor de sus niveles", sentenció.



Relacionados