thumbnail Hola,

El sueco no olvida las celebraciones tras el título ni el buen ambiente del vestuario culé

Henrik Larsson fue uno de los protagonistas en la final de la Champions League que el Barcelona ganó en 2006 ante el Arsenal. El sueco salió desde el banquillo pero fue protagonista de los dos goles azulgranas de Samuel Eto'o y Juliano Belletti, que remontaron el tanto inicial de Sol Campbell para dar la segunda Champions a los azulgrana. 

Ocho años después, el exfutbolista sueco sigue recordando la celebración del título como uno de los mejores momentos de su carrera deportiva: "Fue la mejor fiesta de mi vida", aseguró a la revista alemana 11 Freunde, en la que ha repasado diferentes episodios de su trayectoria deportiva.

Larsson habló también del vestuario y sus compañeros en el club catalán, sobretodo del líder de aquel proyecto liderado por Frank Rijkaard: "Lo mejor fue Ronaldinho. Sonreía, sin exagerar, el 98% del día. Cuando entraba en el vestuario te ponías automáticamente de buen humor", comentó.

Además, explicó una curiosa anécdota sobre el Mundial de 1994, cuando tomó tabaco antes de una tanda de penaltis: "Habíamos llegado a los penaltis para acceder a semifinales. Yo estaba hecho un flan. Patrick Andersson, el seleccionador, lo detectó y me dio tabaco de mascar. Marqué".

Relacionados