thumbnail Hola,

El madridista pasa un mínimo de cinco horas casi todos los días de la semana en el gimnasio y la piscina, recuperando la rodilla que se lesionó el pasado marzo

Jesé Rodríguez no va a tener vacaciones este verano. El jugador del Real Madrid todavía está recuperando su rodilla derecha y es consciente de la cantidad de trabajo que ello necesita: pasa un mínimo de cinco horas diarias recuperándose en Valdebebas casi todos los días de la semana.

Combina gimnasio, bicicleta y pasa gran parte del tiempo en la piscina, para poder ejercitar la articulación sin rodillera. Se rompió el pasado 18 de marzo a los dos minutos de partido ante el Schalke, y el siguiente 4 de abril se le infectó la zona operada, con lo que tuvo que volver a empezar el proceso, un proceso en el que se está dedicando plenamente.

Aún queda para que Jesé pueda jugar, como muy pronto se le espera en noviembre. El Real Madrid le ha permitido irse varias veces a Las Palmas para que viese a su familia y a sus amigos, y ayudarle así anímicamente, como informa el diario AS, pero siempre con un fisioterapeuta al lado.

Artículos relacionados