thumbnail Hola,

Según Marca, el conjunto catalán le ha de dar 5 millones al jugador pero no quiere cumplirlo

La salida de Cesc Fàbregas del Barcelona está siendo más problemática de lo que se pensaba. Los azulgranas tienen que pagar cinco millones al jugador que él pagó de su bolsillo para llegar al club y que se acordó que se le devolverían en un traspaso futuro, pero ahora no quieren pagarle, según el diario Marca.

Fábregas llegó al Barcelona en la temporada 2011/12 después de que el conjunto culé pagara 40 millones de euros por él y el jugador tuvo que poner cinco millones para recalar definitivamente en el Barça. El club le prometió que le devolvería esa cifra en caso de que se cerrara su fichaje con otro equipo... pero ahora no quiere cumplir su parte.

Veremos cómo acaba finalmente la historia, pero parece que el catalán no se marchará del club azulgrana de la mejor de las maneras.

Relacionados