thumbnail Hola,

Directivos del club catalán se han reunido con gerentes del conjunto hispalense para ultimar los detalles del traspaso del centrocampista croata y la cesión del gallego

El fichaje de Ivan Rakitic por el Barcelona parece cuestión de tiempo. En la tarde del lunes miembros de la directiva blaugrana se han desplazado a Sevilla para mantener una reunión con gerentes del club hispalense y tratar de ultimar los detalles del traspaso del centrocampista croata, según ha podido saber Goal.

Dejan Rakitic, hermano y agente del jugador, ha sido uno de los principales activos para que esta venta se lleve a cabo, pues no ha dejado de insistir a pesar de la postura reticente del presidente sevillista, Pepe Castro que ya había pactado la renovación con el jugador.

Durante la celebración tras el título de Europa League logrado hace unas semanas frente al Benfica, el propio Rakitic pareció despedirse de la afición con sus gestos y, a pesar de haber apalabrado su renovación con el club de Nervión, cambiará de aires en un futuro próximo, algo que no habría sentado del todo bien al presidente hispalense, que ya ha advertido que no será fácil la salida del jugador.

Castro intentará incrementar la cifra de venta del jugador balcánico, estipulada, en principio, en unos 20 millones de euros. La cláusula del croata es de 40 millones de euros pero la finalización de su contrato en 2015 provocará que el club hispalense tenga que rebajar sus pretensiones.

La llave de la operación podría estar en la cesión de Denis Suárez, que la temporada 2013-2014 ha militado en las filas del filial blaugrana. No obstante, los andaluces estarían interesados en incluir una opción de compra en ese acuerdo y ese sería el punto en el que tendrían que ponerse de acuerdo ambos clubes.

Suárez ha reconocido que está pendiente de las negociaciones entre ambos clubes a la edición sevillana de la web El Desmarque pero no dio demasiadas pistas. "Claro que sé lo que se está hablando, pero de verdad que prefiero no decir nada y esperar", indicó.

El Sevilla ya se interesó en el ex del Manchester City el verano pasado pero finalmente acabó recalando en el Barcelona. El contrato de Suárez establecería que este año debe subir al primer equipo, por lo que desde la entidad blaugrana buscaban la cesión para darle los minutos que no tendría en el Camp Nou.

No obstante, no terminan de ver con buenos ojos la opción desprenderse de uno de los talentos más prometedores del filial que este año ha logrado quedar tercero en la Liga Adelante, de ahí la negativa a incluir la opción de compra.


Artículos relacionados