thumbnail Hola,

Rojillos y pucelanos son los que más probabilidades tienen de perder la categoría en la última jornada de campeonato

Llega la última jornada de Liga BBVA y, con ella, no sólo una apasionante final por el título entre FC Barcelona y Atlético de Madrid, sino también un auténtico drama por la permanencia que tendrá también su particular final incluída. A continuación, analizamos las posibilidades de Osasuna, Getafe, Valladolid y Granada para salvar la categoría valorando los diferentes escenarios posibles:

ASÍ ESTÁ LA TABLA
Posición Equipo Puntos
16 Getafe 39
17 Granada 38
18 Valladolid 36
19 Osasuna 36

Osasuna luchará hasta el final: Necesita ganar y que el Valladolid venza al Granada

Los rojillos son, junto al Real Valladolid, uno de los dos equipos que más complicado lo tiene. El bajón de las últimas jornadas ha enterrado al equipo en el pozo de los puestos de descenso y, además, en las telarañas del desánimo.

Osasuna es actualmente decimonoveno con 39 puntos, los mismos que un Real Valladolid que se coloca en la 18ª posición. El ya descendido Betis será el rival a batir en el Reyno de Navarra, y por ello es que los rojillos todavía mantienen la esperanza, ya que el equipo verdiblanco no tiene nada en juego en este encuentro y, probablemente, no salgan con las mismas fuerzas que un equipo como Osasuna que luchará en ese último encuentro por la supervivencia.

Así todo, cabe recordar que el Betis ya dio más de un problema a sus rivales en estas últimas jornadas, por lo que lo mejor para los navarros será no relajarse ya que, además de la victoría dependerán de los resultados de terceros para saber si salvan la categoría.

Para lograrlo, la victoria es innegociable, por lo que Osasuna deberá ganar su partido y esperar a que el Valladolid venza al Granada. Sólo con este doble resultado el Reyno de Navarra seguirá siendo estadio de primera división.

Valladolid, todavía con esperanza: Necesita vencer al Granada y que pierda el Getafe en caso de que Osasuna gane

Los chicos de JIM llega a final de temporada exhaustos, pero con muchas ilusiones de cara a esta última jornada de Liga que será toda una final para jugar ante su afición frente a un Granada que también se juega la categoría.

El debate acerca de la figura del entrenador o el rendimiento de los jugadores queda a un lado en este momento clave de la temporada, ya que el futuro del club de los próximos años dependerá de lo que pase en 90 minutos en Zorrilla y, además, de lo que suceda en otros estadios españoles.

A priori, una victoría bastaría al Real Valladolid para mantener la categoría, aunque existe una combinación que dejaría al equipo pucelano eliminado en caso de que Osasuna venciese al Betis y el Getafe no pierda contra el Rayo Vallecano en Vallecas.

Granada, con miedo a perderlo todo: Un empate es suficiente para salvarse, pero una derrota es igual a descenso

No lo tiene tan complicado el Granada, al menos a primera vista, ya que el conjunto andaluz no sólo depende de sí mismo para salvarse, sino que, además, con un empate bastaría para lograr la permanencia en la Liga BBVA una temporada más.

Así todo, el conjunto granadino se enfrenta al Valladolid y en Pucela en duelo directo, con el equipo blanquivioleta luchando por su vida y, lo más duro, una derrota significaría el descenso automático del Granada a la Liga Adelante, independientemente de lo que suceda en resultados de terceros.

Getafe, a evitar la catástrofe: Descenderían si caen derrotados y vencen Osasuna y Valladolid o Granada

A pesar de ser el equipo mejor colocado de todos los que luchan por la permanencia, lo cierto es que en Getafe hay un sombra que sobrevuela de forma amenazante al conjunto azulón, y es la del descenso.

Sería toda un catástrofe que el Getafe descendiese finalmente en la última jornada de Liga BBVA y, de hecho, es algo improbable, pero no por ello imposible.

Para que esa situación se produzca existe una premisa indispensable, y es que el Getafe pierda en Vallecas. Así todo, la derrota no sería suficiente para descender al equipo madrileño, por lo que tendrían que cumplirse todavía dos premisas más. La primera de ellas es que Osasuna venza al Betis, algo que también sería necesario para que la maldición siguiese su curso. Por último, el Valladolid - Granada no puede terminar en empate. Dándose las dos primeras condiciones y una victoria de Valladolid o Granada en Zorrilla, tendría lugar la combinación fatal para que se produzca el descenso del Geta.

 

Artículos relacionados