thumbnail Hola,

El italiano dice ver a su segundo entrenador listo para emprender su carrera en los banquillos en solitario. El Girondins de Burdeos le quiere… pero el Real Madrid también

El Girondins de Burdeos, de la mano de Nicolas De Tavernost, ha confirmado que quiere que Zinedine Zidane sea su entrenador la temporada que viene. Y es más, apunta a que no es una utopía. “Si dijera que no hay opciones de que Zidane venga sería un mentiroso", habría comentado a L’Express. Todo ello, pese a que el galo habría desmentido hace escasas fechas estar en negociaciones con ningún club para dejar el Real Madrid.

Aunque eso no es óbice para reconocer abiertamente que Zinedine Zidane está en el momento óptimo de cocción para salir ya del horno y tomar las riendas de un equipo como primer entrenador en solitario. Así al menos lo ha expresado el propio Carlo Ancelotti, técnico del Real Madrid en la actualidad y que tiene como su mano derecha precisamente al jugador galo.

“Zidane está aprendiendo, tiene carisma, conciencia, personalidad para hacerlo. Está aprendiendo la forma de programar los entrenamientos, de hablar con los jugadores, de motivarlos, y por esto creo que está listo ya para entrenar cualquier equipo”, espetaba el de Reggiolo en la rueda de prensa previa al choque de Liga ante el Espanyol de este sábado. Después de pasar por varios estratos del club, como consejero del presidente, embajador del Real Madrid, observador de las categorías inferiores, enlace entre la directiva y la plantilla, parece que es definitivamente en los banquillos donde Zidane ha encontrado su sitio, justo ahora que se cumplen ocho años de su último partido oficial con la elástica merengue, ante el Villarreal.

Aunque ésto no quiera decir obligatoriamente que Zidane tenga que abandonar el club blanco esta misma temporada para emprender su carrera en solitario. De hecho, con una mano Carlo Ancelotti le ha dejado la puerta abierta, pero la otra se la ha puesto en el pecho para tratar de impedirle que se aleje de su lado. “Es una decisión que tiene que tomar él para el futuro. Yo espero que se quede aquí para seguir trabajando juntos”, dijo. El síntoma inequívoco de que el galo debe estar haciendo los deberes bien, de que la carrera de Zidane en los banquillos puede ser exitosa, como lo fuera sobre los terrenos de juego.




Relacionados