thumbnail Hola,

Solo Athletic, Valencia, Celta, Rayo y Betis se salvan de las cuentas de este tramo de temporada que comparte primera plana junto con los maletines y marcapasos

Entramos en el ocaso de La Liga de tres, y, no solamente el título está en juego, sino que todavía quedan muchos puestos por decidir: el orden de los clasificados para la Europa League y dos plazas de descenso. Es el momento de la temporada para que el aficionado de a pie se estruje la cabeza, las matemáticas sean las protagonistas y las calculadoras echen humo. Es ahora cuando todos preguntamos por ese average contra tu rival directo, o porqué en “aquel” partido no se goleó en condiciones, o porqué se tuvo “aquella” tarde aciaga.

La zona del descenso, a estas alturas, es un galimatías tremendo con dos plazas en disputa. Y más si tenemos en cuenta que al penúltimo clasificado, al Valladolid, le falta por jugar el encuentro ante el Real Madrid, que le sacaría de la zona peligrosa. Virtualmente salvados aunque a falta de un punto, Málaga y Espanyol (jueces de la liga) esperan que los de abajo no se animen en el próximo fin de semana; por si acaso, tienen en la recámara sus partidos en casa “por si las moscas” ante Levante en la última jornada y un Osasuna necesitado esta jornada respectivamente.

El siguiente en discordia es el Elche con 39 puntos, que tiene un calendario muy complicado. Recibe al Barcelona en el Martínez Valero con un Barça que se ha enganchado a la carrera del título, y en la última jornada visita el Sánchez Pizjuán, sin cedidos, que, pensando en la Europa League y en posible fiesta, querrá atar el quinto puesto. Sus bazas pasan por que el Almería no gane al Granada y el Athletic sea profesional en el Mediterráneo. Aparte, le vendría bien, por ejemplo, que Osasuna no puntúe en Cornellá. En otro orden de cosas, el Granada (38 puntos) sabe que estaría salvado la próxima jornada en la final ante su público contra el Almería.

Más complicada es la papeleta para Almería, Valladolid, Getafe y Osasuna, apretados en un solo punto. Los andaluces tienen una final en el Nuevo Los Cármenes y luego confían con que el Athletic vaya relajado al Índalo. Los castellanos cuentan con un partido menos (ante el Real Madrid) pero visitan al Betis descendido (que les tiene ganas por haber sido los pucelanos los que les mandara a Segunda hace cinco años), aunque confían que el Granada en la última jornada se ponga las chanclas en el Nuevo José Zorrilla. Por su parte, el Getafe lo tiene claro para sacar al menos cuatro puntos: confiar en que el Sevilla esté pensando en Turín y que sus vecinos del Rayo les eche una manita en la última jornada. Mientras que las cábalas de Osasuna pasan por puntuar en Barcelona y derrotar en El Sádar al Betis. Lo que le darían 39 puntos, que serían suficientes si sus amigos leones cumplen en Almería, y que, por ejemplo, al Elche se le atragante su calendario.

Por Europa está prácticamente todo sentenciado. Con el Athletic clasificado para la previa de la Champions League, solo falta por poner orden a las plazas que hay entre el quinto y el séptimo puesto. En juego, la disputa de las previas: el séptimo disputará dos, el sexto una y el quinto ninguna. En este caso, el Sevilla, que se presentará con la reserva en Getafe, piensa amarrar el quinto lugar en el Sánchez Pizjuán ante el Elche siempre y cuando el Athletic no le eche un cable a la Real Sociedad. Los txuri-urdines están acecho de la quinto, pero deberá tener cuidado con el Villarreal si no gana en San Mamés, puesto que la última jornada habrá un Real Sociedad-Villarreal, una final por el sexto lugar si los amarillos hacen los deberes ante el Rayo Vallecano. Por cierto, que La Liga no ha respetado este detalle que tan caro ha costado a
muchos equipos españoles allá por finales de agosto.

Pero la madre de todas las peleas se saldará en pos del título: Atlético de Madrid (88), Barcelona (85) y Real Madrid (84). En la Casa Blanca saben que tienen que ganar los tres partidos que les restan y temen a un Valladolid muy necesitado, y a un Celta de Vigo de Luis Enrique motivado. Aún así, y con seis puntos en su haber, dependería de que su eterno rival, que también se puede jugar el título, no le entregue en bandeja de plata La Liga al Atleti. Y es que el Barça, que no para de sestear desde que no depende de sí mismo, podría haberse encontrado en esa tesitura aún con el empate ante el Getafe si Cristiano no hubiera marcado en el último suspiro al Valencia. Para ello tiene que vencer en un Martínez Valero ansioso de
celebrar la permanencia y derrotar al líder colchonero en la última jornada en el Camp Nou; pero si ocurriese eso le daría el título a su “odiado” Real Madrid. Por último las cuentas del primer clasificado, del Atlético del Madrid del Cholo son muy sencillas: partido a partido.

Datos proporcionados por:
Enrique Ballesteros





Artículos relacionados