thumbnail Hola,

Corría el minuto 53 del partido entre la Real Sociedad y el Granada, y el colegiado mostró la segunda amarilla al jugador granadinista por reclamar una mano en el área rival

Es difícil comprender cómo los árbitros utilizan el "doble rasero" a la hora de tratar con unos jugadores que con otros de equipos más humildes, y sobre todo es difícil de comprender que algunos de ellos no sepan mantener la sangre fría antes de destrozar un partido tan importante por una decisión arbitral.

En el minuto 53 del Real Sociedad-Granada de anoche, con empate a cero en el marcador, el jugador rojiblanco 'Recio' pidió un penalti por mano al colegiado cántabro Fernando Teixiera Vitienes. El resultado fue la expulsión del centrocampista malagueño tras ver la segunda amarilla, por lo que tuvo que abandonar el campo con una incredulidad y enfado abismales. En ese momento nadie podía imaginar qué habría dicho al árbitro, pero él ya avisaba a los periodistas como informó Cuatro: "No le he dicho nada, es una vergüenza, ya lo veréis".

Tras la conclusión del encuentro con el 1-1 final, José Luis García del Pozo 'Recio' atendió a los micrófonos de 'El partido de las 12' afirmando que le habían expulsado "Por nada, la verdad es que ahora mismo estoy muy caliente, es mejor no decir nada porque haber si hay alguna posibilidad de que quite la tarjeta. No sé ni lo que va a poner él mismo en el acta, porque en ningún momento le digo nada ni le dirijo la palabra. Yo creo que él ve que me saca la tarjeta y él mismo sabe que tengo tarjeta amarilla y sabe que se ha equivocado".

Además, se mostró confiado en que le quiten esa segunda amarilla y pueda estar disponible para la auténtica final que juega el Granada ante el Almería el próximo domingo: "Confío, confío, porque haber lo que pone, tengo una pequeña esperanza y hay que intentarlo haber si se puede quitar, ya se verá durante la semana".

Minutos después, se publicó el acta del colegiado donde aparecía lo siguiente: "En el minuto 53 el jugador (14) Garcia Del Pozo, Jose Luis fue amonestado por el siguiente motivo: dirigirse corriendo hasta mi posición, en voz alta y con los brazos extendidos, en los siguientes términos: "¡Ya te vale, ya te vale!".

Difícil entender que se pueda expulsar a un jugador por algo así, más en una jornada donde hemos podido ver a muchos equipos rodeando a los colegiados en cada jugada polémica, incluso a jugadores como Diego Costa llegando a encararse con el árbitro sin amonestación. Pero parece que estas diferencias arbitrales es lo que les toca soportar a los equipos humildes en esta Liga que se hace llamar "la mejor liga del mundo".


Artículos relacionados