thumbnail Hola,

El cuadro de Francisco remontó el 1-2 verdiblanco en el último suspiro para salir del descenso

Pasado el primer cuarto de hora, el Betis comenzó a soltarse y a jugar mejor. Los béticos a puntos estuvieron de marcar en tres llegadas casi consecutivas pero ni el disparo de Matilla ni una volea de Jorge Molina consiguieron superar coger portería. Al filo de la media hora de juego, el Almería volvía a retomar el mando y Óscar Díaz tuvo el primer tanto almeriense en sus botas con dos oportunidades clarísimas. Su primer remate de tacón con Adán ya batido rechazó en su propio pie de apoyo, mientras que en el segundo no acertó a marcar en un mano mano con el portero bético.

En la reanudación el Almería parecía reaccionar sabiendo lo que se jugaba y en una gran jugada por banda derecha en el minuto 52, Óscar Díaz encontró el gol tras empujar a las mallas un perfecto centro raso de Aleix Vidal, que apuró hasta la línea de fondo. A acto seguido, Suso se excedió en la presión y cometió una dura entrada sobre Perquis que le costó la tarjeta roja directa.

Apenas tardaron 6 minutos en aprovechar su superioridad los béticos para establecer el empate en una jugada parecida a la del primer gol del partido. En esta ocasión Juan Carlos fue el que metió un gran centro desde la izquierda para que Braian Rodríguez solo tuviese que rematar a puerta vacía para poner el empate. El Almería no asimiló la expulsión y el Betis se apoderó del dominio y puso el 1-2 en el minuto 71. Un remate fallido de Braian Rodríguez se convirtió en una gran asistencia para Salva Sevilla, que desde la media luna del área depositó el esférico en la portería con un remate sutil.

El Almería parecía estar K.O, pero en un último buen cuarto de hora de orgullo, consiguió ponerle emoción al encuentro con un tanto de Aleix Vidal en el minuto 77, que finalizó con suspense una gran arrancada de Jonathan Zongo. Con un hombre menos, al Almería le costaba llegar a la portería contraria, pero cuando todo parecía perdido Azeez cabeceó libre de marca un perfecto centro de Soriano para marcar el 3-2 en el descuento. El partido acabó con invasión de campo y enfrentamientos entre los jugadores de ambos equipos, que no llegaron a mayores. El agónico gol del Almería le mantiene en la lucha por la permanencia, que de empatar ante el colista se le hubiese puesto muy complicada.

Artículos relacionados