thumbnail Hola,

El capitán blanco jugará la final de la Champions League, pero para ello quedan tres semanas. Carlo Ancelotti no descartó que, en esta situación, pudiera jugar algún choque de Liga

Cinco partidos. La temporada comenzó un 18 de agosto ante el Real Betis, hace ocho meses y medio, y al Real Madrid le quedan ya sólo cinco partidos para echar el telón abajo a este curso 2013-14. Uno de Champions League, el más importante de todos, la final ante el Atlético. Y otros cuatro más de Liga BBVA, ante Valencia, Valladolid, Celta y Espanyol, sucesivamente. Todos a disputarse de aquí al 24 de mayo, que es cuando se celebra la final en Lisboa. Esto es, en las próximas tres semanas.

Un tiempo en el que Diego López será el inquilino de la portería merengue, y no Iker Casillas, pese a que el de Móstoles es el cancerbero elegido para disputar el partido más importante del Real Madrid en los últimos doce años. Una situación anómala provocada, primero por el calendario, y después, por esa alternancia que escogió Carlo Ancelotti para la portería del equipo blanco: Diego López juega la Liga, esto es, los cuatro partidos restantes en las próximas tres semanas, mientras que Iker Casillas juega la Copa del Rey y la Champions League, o lo que es lo mismo, ese último partido ante el Atlético del próximo día 24. Éso, siempre que Ancelotti mantenga su sistema de rotaciones hasta el final del campeonato. Una cuestión que a día de hoy no está del todo asegurada.

Y es que fue el mismo Carlo Ancelotti unos meses atrás el que la puso en duda. Fue en una reunión informal con los periodistas que cubren habitualmente el día a día del Real Madrid, entre los que se encontraba Goal. Uno de los reporteros allí concentrados le preguntó precisamente por esta rocambolesca situación: “¿Ha pensado que Casillas podría jugar la final de Champions después de tres semanas sin jugar ni un solo partido? ¿Meditaría entonces que Casillas pudiera jugar algún partido de Liga para llegar con más rodaje a la final?”, fue la cuestión. El técnico del Real Madrid, sorprendido, esbozó una gran sonrisa. “Tiene razón, podría ser una buena solución, sí”, fue lo que respondió el técnico de Reggiolo. “Pero para llegar a meditar eso, primero debemos llegar a la final de la Champions, que es lo más importante”, añadió.

Bien, pues ahora que el Real Madrid está en la final de la Champions League, jugándose todavía el título de Liga, es el momento de planteárselo. Y tal y como dijo el mismo Ancelotti, no está descartado que Casillas pudiera jugar algún partido de Liga en este tiempo para llegar con más rodaje a la cita de Lisboa. El que sería su primer partido en Liga después de jugar el último ante el Valencia hace un año y medio. El 20 de enero de 2013, concretamente.

Carlo Ancelotti, por cierto, fue preguntado ya a este respecto en rueda de prensa tras el partido ante el Bayern de Múnich, y el técnico descartó que Casillas fuera a jugar ante Osasuna para llegar más rodado al partido de vuelta en Múnich. Una circunstancia que nunca entró en esa variable que el italiano aceptó como probable. Pero este sábado, el técnico del Real Madrid volverá a comparecer en rueda de prensa después de lograr el pase a la final de la Champions League, y será entonces momento de volver a preguntarle por sus planes sobre la rotación en la portería: ¿Jugará Diego López los cuatro partidos restantes de Liga, o reservará alguno a Iker Casillas para que llegue más rodado a la final de Lisboa? Ancelotti tiene la respuesta.



Artículos relacionados