thumbnail Hola,

El Rayo Vallecano consiguió un gol espectacular ante el Granada, no por su factura, sino por haberse transformado tras 29 pases, cifra que supone un nuevo récord

El buen juego del Rayo Vallecano, alabado incluso cuando el club estaba mal situado en la tabla liguera, va teniendo su recompensa en forma de goles, pero es que el que acabó rematando Larrivey ante el Granada ha llegado a instaurar un récord en lo que va de campaña al ser convertido tras la friolera de 29 pases sin que llegara a tocar el esférico ningún jugador del Granada.

El gol supera la anterior marca establecida por Saúl tras 25 pases. Ese es el juego del equipo entrenado por Paco Jémez, muy parecido al del Barcelona de Guardiola. "Es un reflejo de lo que intentamos hacer, aunque no salga siempre", comentó el delantero a Marca. Bueno añadía: "En el campo no me di cuenta de que habíamos dado tantos, sí que estábamos teniendo mucho el control del balón y que dábamos pases que nos sirven para progresar".

El centrocampisa Roberto Trashorras, por cuyos pies llegó a pasar hasta cuatro veces el balón, comentó: "Nuestra forma de jugar es esa: tener la posesión y el control del balón. Sabíamos que teniendo paciencia para mover el balón de un lado a otro hasta encontrar un espacio era la fórmula, sobre todo estando con uno más"

El gol del récord no fue una jugada aislada dentro del partido, pues se sucedieron las jugadas engarzadas por parte de jugadores rayistas. “Hubo otras jugadas que no acabaron en gol en las que también hubo muchos pases. Cuando el Granada se quedó con 10 controlamos el partido muy bien", comentó Trashorras.

"La idea es tocar, moverse y recuperar rápido cuando perdamos el balón. En el césped me daba cuenta de que estábamos teniendo una posesión impresionante", declaró Larrivey para concluir.

 

Artículos relacionados