thumbnail Hola,

Con el presupuesto más bajo de Primera, el Rayo logró la salvación virtual después de su último triunfo ante el Betis

Por Javier Moreno

Paco Jémez ha vuelto a cumplir en su segunda temporada al frente del banquillo del Rayo Vallecano y, tras su victoria ante el Betis del pasado domingo, tiene prácticamente asegurada la permanencia en Primera División. Aunque sin la brillantez de la pasada campaña – la mejor del club madrileño en su historia en la máxima categoría –, la excepcional segunda vuelta realizada ha permitido alejar el fantasma de un descenso que muchos consideraban inevitable tras 19 jornadas militando en los tres últimos puestos.

El Rayo Vallecano cuenta con el presupuesto más bajo en la categoría de oro del fútbol español. Apenas 7,50 millones de euros, muy lejos evidentemente de los equipos galácticos, pero también de los de su ‘liga’: Valladolid, Betis, Osasuna, Granada… que superan en todos los casos los veinte millones. El pasado mes de enero, la entidad presidida por Raúl Martín Presa salió, después de más de dos años, del concurso de acreedores. Han sido años de estrecheces económicas, pero de extraordinarios resultados deportivos bajo la batuta de Paco Jémez.

De este modo, el Rayo recoge ahora los frutos de apostar por un modelo y una forma de trabajo que dio importantes réditos la pasada campaña. Además de conseguir récord de victorias y de puntos, consiguió un billete para la Europa League y solo las deudas acumuladas impidieron que el club madrileño disputara la segunda competición continental. El planteamiento de Jémez, sin embargo, recibió muchas críticas en la primera mitad del presente curso, especialmente porque la apuesta ofensiva y el fútbol de toque provocaban ingentes problemas defensivos y, partido tras partido, la sangría de goles en contra era la tónica habitual. A pesar de la extraordinaria segunda vuelta, el conjunto rayista continúa siendo el equipo que más tantos ha recibido hasta el momento en la competición liguera (71).

Números de Champions

No obstante, el equipo ha eclosionado en los dos últimos meses, hasta el punto de que el haber  estado la mayor parte de la temporada coqueteando con el descenso se ve ahora como un mal sueño. Y eso que el equipo madrileño salió de las tres últimas posiciones hace apenas un mes, con la victoria ante el Almería, rival directo en la lucha por la salvación, el pasado 28 de marzo.

El conjunto de Vallecas acumula una racha de seis victorias, dos empates y una sola derrota, ante el Real Madrid. Un total de 20 puntos en los últimos nueve encuentros. Tardó 25 jornadas en sumar los 20 primeros. En casa, además, suma cinco victorias consecutivas, algo que no sucedía desde la campaña 1977-78, cuando obtuvo nueve triunfos consecutivos actuando como local.

Si solo tuviéramos en cuenta los partidos disputados desde el pasado 1 de marzo, los franjirrojos ocuparían el cuarto puesto en la tabla clasificatoria, con 20 puntos. Solo por detrás del Atlético de Madrid (25), Sevilla (24), Barcelona (21) y por encima del Real Madrid (16), aunque los blancos cuentan con un partido menos.

Artículos relacionados