thumbnail Hola,

Tras la llegada de Gareth Bale y algunos conflictos, el argentino se transformó en un jugador clave en el equipo Merengue, que sueña con la Triple Corona. Su nueva posición.

Para muchos, era el futbolista que iba a salir del equipo cuando el Madrid contrató al hombre de los 100 millones y al español Isco. Incluso, todos lo dieron fuera luego de aquel gesto en un partido de Liga en el Bernabéu. Sin embargo, Ángel Di María volvió a mostrar su mejor versión y se convirtió en uno de los jugadores más importante de este Real Madrid, reciente campeón de la Copa del Rey, que quiere la Triple Corona.

El ‘Fideo’ llega de la mejor forma al partido de ida por las semifinales de la Champions League contra Bayern Munich. En gran nivel, viene demostrando que es clave en el armado de Ancelotti y se ganó un lugar entre los 11 titulares, en una posición inusual. Al argentino se lo ve jugando por el centro del campo, algo a lo que no está acostumbrado ya que desempeñó toda su carrera, tanto en Rosario Central y Benfica, como extremo. Cuando llegó al conjunto Merengue a cambios de unos 34 millones de dólares, el argentino explotó sus características principales. La velocidad y habilidad con la pelota, pero siempre jugando sobre la banda.

Ahora la realidad es otra. "Di María se siente cómodo en el nuevo papel. Su posición en el centro es bueno para el equilibrio del equipo", dijo Carlo Ancelotti hace unos días en una entrevista. El rosarino se adaptó rápidamente y se convirtió en un jugador más consistente, lo cual se nota en el campo de juego.

El exjugador de la Selección Argentina, Hernán Crespo, dijo hace unos días a Goal que gracias a la actualidad de Di María, tanto Argentina como Real Madrid vieron un impulso en sus pretensiones. El equipo de Sabella busca el Mundial mientras que los de Ancelotti, la Triple Corona. "Es muy importante para Argentina que Di María esté jugando en la posición de centro del campo. Él ha convencido a Ancelotti para cambiar la forma en que juega el equipo. El Madrid ganó con Di María jugando bien al fútbol, y él ha sido bueno para el equilibrio" contó el exInter.

“Estoy en mi mejor momento desde que llegué a Real Madrid. Ancelotti cambió mi posición y me adapté muy rápido" señaló el propio jugador. En su pico alto, Di María y el Madrid se verá las caras con el campeón de Europa en las semifinales de la Champions League. Si el conjunto Merengue logra superar a los de Guardiola, mucho tendrá que la “reencarnación” del argentino.

 

 

Artículos relacionados