thumbnail Hola,

El jugador podría autoimponerse una ley del silencio

El pisotón de Sergio Busquets a Pepe ha levantado tal polvareda que todavía sigue siendo motivo de debate en toda España.

Según informa el diario Sport, el centrocampista catalán estaría harto de las críticas que llegan desde Madrid, sobre todo desde la prensa, y, por lo tanto, podría autoimponerse una ley del silencio como castigo.

El jugador, según esta información, estaría deseando responder a las críticas con duras declaraciones pero, aconsejado por su entorno, habría decidido mejor no volver a hablar, al menos hasta final de temporada.

Sport también asegura que Busquets si tiene pensado hablar con sus compañeros de selección antes del Mundial para aclarar las cosas mientras se siente arropado por su club y por el seleccionador nacional. 

Artículos relacionados