thumbnail Hola,

El defensor de 35 años anunció mediante un comunicad, que cuelga las botas cuando finalice esta temporada

A los 35 años y con el físico desgastado, Gabriel Heinze, el Gringo, anunció que se retirará del fútbol en junio, cuando finalice el Torneo Final. El defensor de Newell’s Old Boys, de larga trayectoria en Europa y en la Selección argentina, hizo público el hecho a través de un comunicado en el que agradeció a los hinchas y al club rosarino.

Heinze, surgido de Ñewell’s, se fue muy joven a España para jugar en Valladolid. Luego pasó por Spoting de Lisboa, París Saint-Germain, Manchester United, Real Madrid, Olympique de Marsella y Roma, antes de regresar al club de sus amores.

Carismático, zurdo y de buen juego aéreo, se desempeñó como segundo marcador central o lateral izquierdo y aunque en ciertas ocasiones fue resistido por el público, tuvo buenas actuaciones en la Selección argentina. Con la Celeste y Blanca se colgó la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, con Marcelo Bielsa como entrenador.

Además, disputó los últimos dos Mundiales (Alemania 2006 y Sudáfrica 2010), convirtiendo un gol en cada torneo. También estuvo en las Copas Américas de Perú 2004 y Venezuela 2007. Por último, a nivel local, ganó títulos en cuatro países distintos: Francia, Inglaterra, España y Argentina.

Así reza el comunicado completo:

A la familia de Newell’s Old Boys:

Como todo en la vida, los sueños también se terminan. Ser parte del club más lindo de la Argentina siempre lo llevaré en el corazón. Quiero contarles que al final de esta temporada no seré más jugador del club. Esta vez, lamentablemente, no puedo contra la realidad de mi cuerpo, que me plantea un partido que no encuentro forma de ganar.

Jugaría toda mi vida en Newell's, pero sé que no debo ser egoísta: el amor por los colores también se demuestra con actitudes responsables y con gratitud a una institución que sólo me regaló alegrías.

Llegó la hora de dar por finalizado mi vínculo contractual con N.O.B., aunque cumpliré lo firmado y honraré mi palabra. Y, sobre todo, daré lo mejor de mí en los meses que siguen, porque siempre estará la institución por delante.

Confío en que la dirigencia del club destine el dinero que resigno a las Divisiones Inferiores, donde siento que está el futuro de todos los que queremos a Newell's. Ese es mi deseo, que expresa mi eterna fidelidad como hincha.


Artículos relacionados