thumbnail Hola,

De alcanzar la final de la Champions League, el portero podría pasar un mes sin jugar desde las semifinales. Carlo Ancelotti reconoce que meditaría entonces un cambio de rotaciones

Ha pasado medio año desde que el Real Madrid debutara en competición oficial esta temporada. Medio año por tanto del debut de Carlo Ancelotti como entrenador merengue. Y medio año también del día en que se conoció que Diego López sería el portero para la Liga BBVA, mientras que Iker Casillas sería el guardameta blanco para la Copa del Rey y la Champions League. Una decisión que, a pesar del tiempo transcurrido, sigue siendo tema recurrente de debate en España.

Mismamente, este miércoles el propio Carlo Ancelotti organizó un encuentro informal entre los periodistas que habitualmente cubren la información del Real Madrid –entre los que estaba Goal como única web deportiva invitada-, y el tema de Iker Casillas y Diego López fue uno de los que captó la atención de los presentes.

El técnico de Reggiolo volvió a incidir en la idea de que la rotación de los porteros del Real Madrid es anormal, porque “no es normal tener dos porteros tan tan buenos en un mismo equipo”. “Normalmente siempre hay uno que te ofrece características distintas a otro, pero es que aquí hay dos grandes porteros”, razonaba Ancelotti, que no descartó que Iker Casillas pudiera recuperar la titularidad en la Liga. Al menos, bajo unas circunstancias concretas.

Y es que si el Real Madrid llegase a la final de la Champions League, Casillas podría estar un mes sin competir en partido oficial antes de la cita de Lisboa: justo el tiempo que transcurre desde las semifinales hasta la final, con la Copa del Rey ya decidida también. De ahí que Carlo Ancelotti reconociera que se podría plantear una alteración en esa sistemática rotación. “Sería una solución para que Casillas llegara en forma, claro. Pero lo primero será llegar a la final de la Champions League… ¡Y ganarla, claro!”, explicaba el entrenador madridista.



Artículos relacionados