thumbnail Hola,

El horario de sus partidos ha sido modificado para cuadrar la agenda del presidente de la Generalitat Valenciana, que estará presente en un acto previo al choque de El Madrigal

La 26ª jornada de la Liga BBVA, establecida para el primer fin de semana de marzo, ha desatado la polémica en el seno del Betis y del Valencia, clubes que han expresado oficialmente su malestar ante la LFP por culpa del cambio de horarios que ha llevado el organismo de forma unilateral.

La causa de este repentino cambio es un homenaje que la Generalitat Valenciana ha preparado de cara al domingo 2 de marzo para la afición del Villarreal y su "cívico comportamiento", al que acudirán diversas personalidades.

Tanto el Valencia como el Betis han emitido este martes un comunicado en sus respectivas webs oficiales. Los ché, que han visto su encuentro cambiado de las 12:00 a las 21:00 horas, lamentan "la nula consideración de la Liga de Fútbol Profesional y su Presidente, Javier Tebas, con nuestra entidad y la afición valencianista, que está organizando un viaje masivo al estadio de Vallecas".

Por su parte, el club de Heliópolis, que debe viajar al Madrigal e invierte el horario con el Valencia, expresa su molestia especialmente porque "se haya modificado con el único fin de cuadrar la agenda del presidente de la Generalitat valenciana para un acto previo al partido".

"De esta manera, el Real Betis Balompié insta a la LFP a recuperar los horarios inicialmente fijados con el fin de evitar mayores perjuicios a los clubes y dignificar nuestra competición", zanjan los sevillanos. Más allá van los de Mestalla, que sentencian: "El Valencia CF no participará en la Asamblea de la LFP que tendrá lugar en Valencia el día 25 de febrero mientras no se produzca una rectificación  de la LFP a los hechos acontecidos".

Relacionados