thumbnail Hola,

El partido que disputaban en El Madrigal fue suspendido a falta de tres minutos para el final a causa de la explosión de un bote de gas lacrimógeno

El encuentro que disputaban Villarreal y Celta de Vigo en El Madrigal quedó suspendido momentáneamente por el lazamiento de un bote de gas lacrimógeno que obligó a los jugadores y a los aficionados a retirarse hasta que se disipara.

Los hechos ocurrieron minutos después de que los vigueses se adelantaran con un gol de Fabián Orellana y a tan solo dos minutos para que se llegara al tiempo de descuento del partido. Tras los momentos de confusión se anunció que el partido volvería a jugarse.

Tras unos minutos y con El Madrigal semivacío los jugadores volvieron al césped para calentar y jugar los minutos que quedaban de partido.

Artículos relacionados