Getafe – Real Madrid: La bella contra la bestia

El equipo blanco visita el Coliseum Alfonso Pérez lanzado hacia el título de Liga. Al revés que los locales, que no conocen la victoria en 2014 y deambulan por los puestos bajos


Con la final de la Copa del Rey ya definida, la Liga BBVA vuelve a cobrar el protagonismo en el fútbol español. Un campeonato que está más interesante que nunca, con tres equipos igualados a puntos en lo más alto de la tabla: el Barcelona, que recibe la visita del Rayo Vallecano; el Atlético, que recibe al Valladolid; y el Real Madrid, que visita al Getafe. Una jornada que, a priori, parece de transición, al enfrentarse los tres grandes contra tres equipos de la zona baja de la clasificación. En el caso concreto del Real Madrid, no es que el equipo azulón esté en puestos de descenso, ni mucho menos, pero lo cierto es que al ritmo que va, poco le debe faltar.

Y es que los hombres de Luis García son el único equipo que no ha ganado todavía en lo que va de año 2014. Sin haberlo hecho tampoco en Diciembre siquiera. Un tiempo en el que ha pasado de aspirar a las plazas europeas a tener a su entrenador discutido en el puesto. Esta misma semana, el técnico detuvo una sesión ante la falta de tensión de sus jugadores. Y a esa falta de ánimo y resultados se ha añadido una plaga de bajas de cara a este derbi: Roberto Lago, Álvaro Arroyo, Rafa, Lisandro López, Sergio Escudero –todos ellos defensas además-, y Pedro Mosquera. “A bajas ganamos por goleada”, decía el propio Luis García en la rueda de prensa previa. Lo de los goles lo tienen bastante más difícil.

Y eso que el último precedente en el Coliseum Alfonso Pérez es más que halagüeño para los azulones, que vencieron al Real Madrid de José Mourinho. Sin embargo, este equipo que ahora dirige Carlo Ancelotti llega bastante más lanzado. Invicto en este año 2014, e imbatido en la Copa del Rey, nada menos. Habiendo recortado puntos a los dos líderes de la Liga. En la clasificación podrá haber diez puestos de diferencia entre uno y otro pero, a día de hoy, la distancia sobre el césped entre Real Madrid y Getafe es sideral, en realidad. Es un derbi de rachas contrapuestas. Como si estuvieran frente a frente la bella con la bestia.

Todo ello, contando con que ni siquiera podrá jugar Cristiano Ronaldo en Getafe, arrastrando todavía esa sanción que parece que tendrá que cumplir entera finalmente. Pero sí estarán los Gareth Bale, Jesé Rodríguez, Karim Benzema, Luka Modric y compañía. Arsenal suficiente como para poder poner más tierra de por medio en la clasificación con el club azulón. Y sobre todo, para no perder comba con Atlético y Barcelona en la pugna por el título de campeón de Liga. Todo lo que no sea así, supondría un serio contratiempo para el plantel de Carlo Ancelotti.